Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Los contralores decidieron ayer establecer una presunción de responsabilidad penal en contra de la encargada del área de Farmacias del Hospital “Berta Calderón”, Marling Palacios, quien supuestamente sustrajo de manera irregular, y violando los mecanismos de control interno de ese centro asistencial, casi un millón de córdobas en medicinas.

El contralor Lino Hernández indicó que la decisión la tomaron sobre la base de una auditoría especial de ingresos y egresos del año 2004, en la cual se encontraron con que sólo en un semestre, Palacios sustrajo con acciones “un tanto ilícitas”, medicinas hasta por la suma de 979 mil córdobas.

“Parece que había un mecanismo raro de sustraer los medicamentos y fue detectado por los auditores, por eso decidimos establecer la presunción penal”, dijo Hernández, sin entrar en mayores detalles.

Agregó que por los resultados de esa auditoría se estableció responsabilidad administrativa en contra de los doctores Francisco Argüello, Gerente de Atención Diferenciada; Álvaro Leiva López, encargado de Sala de Operaciones, y Moisés López, del cual no proporcionó el cargo.

“Todos ellos tuvieron que ver de alguna manera con el asunto, y nuestros auditores así lo consideraron”, dijo el colegiado.


Glosas a alcaldesa de Bilwi
Asimismo, Hernández informó que decidieron establecer responsabilidad civil en contra de la alcaldesa de Puerto Cabezas, Nancy Elizabeth Henríquez, por malos manejos en los fondos de esa municipalidad detectados en una auditoría practicada en el año 2005.

Según Hernández, la alcaldesa deberá pagar glosas solidarias con varios de sus funcionarios por más de 800 mil córdobas, después que el examen contable arrojó anomalías, como el pago de boletos aéreos, atención médica y ayuda económica a particulares, sin ningún soporte.

También se encontraron irregularidades en la compra de lubricantes y pagos de servicios en restaurantes en donde se consumía en nombre de la comuna comidas y “hasta bebidas alcohólicas”.

De igual forma la auditoría determinó manejos discrecionales en la concesión de placas para taxis.