Oliver Gómez
  • |
  • |

Una nueva alza en el servicio de energía eléctrica de Unión Fenosa será anunciada hoy por las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), y apenas es una pequeña parte de lo que adelantó el presidente Daniel Ortega hace tres semanas. En total será un aumento de 8.3 por ciento, aplicado mes a mes hasta inicios de 2008, aunque por ahora, se aprobará menos de la mitad.

Eso dijeron fuentes del sector energético de nuestro país y no lo descartaron los directivos del INE, quienes ayer invitaron a una rueda de prensa con el fin de precisar hoy por la mañana el porcentaje, y, además, explicar los pormenores del cálculo realizado por los técnicos del Departamento de Tarifas.

La cifra total salió de un encuentro que sostuvieron la semana pasada todos los agentes del sector energético, quienes en consenso determinaron que, efectivamente, Fenosa necesita una inyección de capital de por lo menos 5 millones 400 mil dólares, lo que solicitó oficialmente al INE el pasado 18 de octubre.

Este dinero cubre solamente los llamados “desvíos tarifarios”, según dijeron, que no son más que el impacto que absorbe el sector energético nacional debido a las constantes alzas registradas en el precio internacional del crudo de referencia para Nicaragua (Nymex-WTI-Texas), que se cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Petróleo pasa barrera de 93 dólares

El alza llega justamente un día después de que el precio del barril (159 litros) alcanzó otro precio récord de 93 dólares con 53 centavos, pero el ajuste de hoy no cubre ningún aumento de este año o el anterior.

Se conoció que los representantes del INE y de Fenosa fueron los primeros en señalar durante este encuentro que el aplicar un aumento de esta proporción, 8.3%, ocasionaría protestas de parte de los consumidores, y por eso acordaron hacerlo gradual, mes a mes, para seguir gozando de la paciencia de la población.

En esta reunión hubo una fuerte discusión entre técnicos de Fenosa, del Ministerio de Energía y Minas (MEM) y del INE, respecto de la aprobación del alza inicial. “Unos decían que debía ser de 2.6 por ciento, otros opinaban que tres por ciento, pero los interesados estaban cerrados en 3.5 por ciento”, dijo una fuente.

La discusión en torno a la división de los porcentajes a ser aprobados para noviembre, diciembre y enero próximos, según explicaron los especialistas, puede favorecer o desfavorecer los intereses del sector energético, y por eso, se terminaron de afinar ayer por la tarde.

Esta versión confirma las declaraciones de César Zamora, Gerente de la Empresa Energética Corinto (EEC), que el martes pasado dijo a EL NUEVO DIARIO que las alzas serían aplicadas en los últimos meses de este año, en dos tantos de tres por ciento, aunque había la opción de seguir en enero de 2008.

Más que lo que pidieron

Al parecer, el sector energético ayer se contagió del secretismo del Gobierno, pues ahora nadie quiere explicar cómo Fenosa recibirá un 8.3 por ciento, cuando en realidad había pedido 7.1 por ciento de aumento, en todas y cada una de las 640 mil facturas que mes a mes envía a los clientes de Disnorte y Dissur.

José Ley Lau, vicepresidente adjunto de Fenosa, presentó esta solicitud al titular del INE, David Castillo Sánchez, explicando que el ente regulador ajustó los últimos aumentos del petróleo hasta octubre de 2004, y la propuesta ahora es ajustar desde esa fecha hasta septiembre de 2005, que suma un total de 5.4 millones de dólares, según sus cálculos.

En esta carta, Ley Lau destaca que en caso de que el INE ajuste los desvíos tarifarios desde octubre de 2004 hasta septiembre de 2007, se trataría de una suma total de 28 millones 223 mil 713 dólares en aumentos de tarifa, lo que sería confirmado por el ente regulador si es que no deja claro este punto en su resolución de hoy.

Para lograr esta alza, Fenosa recurrió al marco legal del sector energético, que le permite cada año presentar una solicitud de ajuste de tarifas cuando se registran variaciones superiores al cinco por ciento en los costos operativos, pero debe presentar dicha solicitud antes del 31 de octubre.

Fenosa cumple hoy siete años de haber presentado públicamente a los primeros ejecutivos que dirigieron sus dos distribuidoras en Nicaragua. El 30 de octubre de 2000, aparecía en la escena pública José Miguel Maiz Carro, vicepresidente de la empresa, quien fue la imagen de Fenosa en Nicaragua por varios años.