• |
  • |
  • AFP

El presidente Daniel Ortega pidió este martes al Congreso que apruebe con carácter de urgencia 2,8 millones de dólares para reparar parte de los 3 mil kilómetros de caminos que fueron destruidos por el huracán Félix y las intensas lluvias en los últimos dos meses.

Ortega formuló el pedido ante el plenario del Parlamento, adonde llegó con su gabinete de gobierno y autoridades de defensa civil a plantear a los diputados la necesidad de dar respuesta inmediata a los daños causados por las lluvias en las carreteras internas y de tránsito internacional.

El gobierno formalizó su demanda a través de un proyecto de reforma al presupuesto del 2007, al tiempo que pidió congelar para el 2008 el pago de 48 millones de dólares, de un total de 220 millones que el Estado debe desembolsar para saldar una cuestionada deuda interna adquirida con la banca privada y otras entidades.

Daños viales

Durante la comparecencia al Parlamento, el ministro de Transporte, Fernando Martínez presentó a los diputados una radiografía de los daños viales, acompañado de fotografías que muestran numerosos puentes caídos, carreteras socavadas por las lluvias y sistemas de drenaje colapsados en todo el país.