Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Centro Comercial Managua y el Zoológico Nacional realizaron la tarde de ayer, el cierre de su exposición llamada ‘días familiares de animales silvestres’, que contó por cuatro domingos consecutivos, con alrededor de 15 animales silvestres. Esto como parte de su campaña para hacer a la población nicaragüense tomar conciencia que los animales de este tipo no pueden ser mascotas.

Elba Gutiérrez, responsable de mercadeo del Centro Comercial Managua, explicaba que esta idea surgió como una forma de apoyar al Zoológico Nacional y contribuir a la protección de la fauna nicaragüense. “Actualmente el zoológico no cuenta con los recursos necesarios para atender a los animales que les llegan, nosotros lo que queremos simplemente es ayudar en una causa tan importante como es salvar nuestra fauna”.

Así mismo Marina Argüello, directora del Zoológico Nacional, dijo sentirse complacida por el apoyo y el afluente de personas que recibieron durante los cuatro domingos que duró la exposición de vida silvestre. “Tuvimos muchas visitas e instamos a las personas a no tener estos animales como mascotas”, señaló Argüello.


Debe ser asunto de agenda en Asamblea
Argüello y Gutiérrez coincidieron en que es necesario que los políticos y los dirigentes nacionales empiecen a tomar conciencia sobre la importancia de preservar la fauna nicaragüense.

“Es triste que a nivel nacional no se nos tome en cuenta, mientras en países como Costa Rica reconocen nuestra labor”, decía Marina Argüello. Igualmente, Elba Gutiérrez señalaba el hecho de que este año, la Asamblea Nacional le otorgó sólo tres millones de córdobas al zoológico, lo cual, explicaba, “no es suficiente para solventar todos los gastos que tiene”.


Voluntarios a la orden del día
La directora del zoológico agradeció a EL NUEVO DIARIO la cobertura que se le dio cada domingo a esta exposición, y señaló la importancia de que toda la población se interese por cooperar, ya sea apadrinando a un animal, o siendo voluntarios en el zoológico, como lo son Adín Morales, estudiante de la Universidad Agraria (UNA), o las niñas Ena Guadalupe y Nicole Margarita Rodríguez, de 13 y 12 años, respectivamente.