•  |
  •  |
  • END

Buses, cabezales y transporte de carga mantienen tranques en el tramo del empalme San Benito desde ayer en la noche, obstaculizando el tránsito de vehículos que vienen de Juigalpa, Matagalpa, Boaco, Santo Tomas, La Trinidad, zona norte del país.

Hoy por la mañana se sumaron al “paro de transporte” los buses de Granada. También se han reportado tranques en Laguna de Apoyo, La Villa de Masaya, Nindirí, en el kilómetro 14 que va a La Concepción, en Carazo, en La Esquina, en El Crucero. Al igual, las ciudades de occidente, León y Chinandega, están totalmente paralizadas.

Cinco kilómetros de tranque

Al menos 100 vehículos de carga, procedentes del norte del país, ocupan aproximadamente cinco kilómetros de la carretera Panamericana, desde el empalme San Benito hasta Ingenio Timal.

Las personas que a diario se trasladan a Managua de Matagalpa, Juigalpa, El Rama, parte norte del país, tienen que desocupar los buses y se ven obligados a caminar para llegar a sus destinos. Los tranques de camiones, buses y cabezales son interceptado por la hilera de gente que camina con destino a Managua, donde están sus centros de trabajo.

Amenazan con acciones violentas

Uno de los manifestantes, Roberto Delgadillo, dijo que “el empalme San Benito será la artería central de los paros”. También expresó que habrá acciones violentas si no se cumplen sus demandas.

Por su parte, la comisionada de Tipitapa, municipio ubicado al noreste de Managua, Yolanda Ferrufino, garantizó la libre circulación en ese tramo, empalme San Benito, y dijo que no va permitir acciones de violencia.

La policía se hizo presente en el empalme San Benito a las 6:30 de la mañana de hoy.

Fuertes tranques en Masaya

En Catarina, municipio de Masaya, los tranques también tienen paralizada la libre circulación de vehículos, con fuertes protestas de los transportistas.

Desde hace varias semanas, diferentes sectores de transporte: taxis, interurbanos, intramunicipales, interlocales y transportistas de carga, han venido solicitando al gobierno iniciar un proceso de diálogo y negociación para congelar el costo de los combustibles, pero hasta ayer no ha habido respuesta, por lo que a partir de hoy inician un paro indefinido, al menos hasta que el presidente Daniel Ortega los llame para entablar mesas negociadoras.