Redacción Central
  •  |
  •  |
  • END

La Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP) incluyó en su informe trimestral las denuncias de la Unión de Periodistas de Nicaragua (UPN) por los privilegios que el gobierno autorizó a William Hurtado, asesino de Carlos Guadamuz.

Las preocupaciones de la UPN están en el informe emitido por la comisión investigadora de atentados y asesinatos de 15 periodistas en América Latina. La comisión de la FELAP estuvo presidida por Hernán Uribe, apoyado por José Dos Santos y Ernesto Carmona, director, y secretario ejecutivos de CIAP-FELAP, respectivamente.

El párrafo sobre Nicaragua incluido en el informe dice lo siguiente: “En Nicaragua, la Unión de Periodistas (UPN) manifestó su protesta e indignación por los privilegios penales que el Ministerio de Gobernación y el Sistema Penitenciario otorgaron al reo William Hurtado, asesino del periodista Carlos José Guadamuz.

“Licencia para matar”

Tal medida, señaló un comunicado, significa un desprecio hacia la familia de la víctima y obliga a pensar que hay licencia para matar a periodistas”.

El informe expresa que en vísperas del 3 de mayo, proclamado como el día mundial de la libertad de “quince periodistas en diez países latinoamericanos fueron asesinados entre enero y abril de 2008, según estadísticas recopiladas por la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP), adscrita a la Federación Latinoamérica de Periodistas (FELAP), lo que corrobora que el periodismo se ha convertido en la profesión más peligrosa de la región con 27 víctimas en 2007. México nuevamente aporta el mayor número de muertos.

Los otros países investigados por la FELAP donde han sido asesinado periodistas son Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, México y República Dominicana.