•  |
  •  |

La vicealcaldesa de León, Dora María Gurdián, renunció a su cargo este martes 30 de octubre en horas de la mañana, después de permanecer durante tres años, arrimada e ignorada por concejales liberales y sandinistas, directores administrativos y por el propio edil Tránsito Genaro Téllez.

La renuncia irrevocable de la vicealcaldesa Gurdián no ocasionó sorpresa entre los concejales, quienes en menos de tres horas eligieron unánimemente en sesión extraordinaria al concejal Teodoro Sánchez, como nuevo vicealcalde, y al concejal René Pacheco, secretario del Concejo. De igual manera, asumió como concejal propietario el Sr. Dionisio Sandoval Reyes, suplente del concejal Sánchez.

“Me voy feliz… pero no crean que porque me ven a veces con ganas de pegar gritos o ganas de llorar, no me siento perseguida. Me voy feliz porque no puedo seguir allí, porque es demasiada la corrupción”, expresó Dora María Gurdián, al momento de interponer su renuncia ante el Concejo.

Gurdián explicó que renuncia, pero no por aspiraciones políticas en las elecciones municipales que se avecinan el próximo año, sino por los últimos acontecimientos que han ocurrido en la comuna. “Interpuse una denuncia de supuesta corrupción en contra de la Alcaldía ante la Contraloría General de la República, (CGR), meses atrás, que me valió la destitución”.

Esperan a Contraloría

“El pueblo de León espera ansioso la venida de algunos miembros de la Contraloría para que investiguen la situación irregular en la compra venta del bien inmueble Las Ruinas, la manera dolosa de préstamos ilegales que concejales y directores afines al alcalde Téllez se recetaron”, señaló.

De acuerdo con Gurdián, desde que asumió la vicealcaldía se encontró con posiciones centralistas y personales de parte del edil Téllez, quien valiéndose de su autoridad manipuló a todo el personal, que por miedo a perder sus empleos se sometió a las arbitrariedades. Además, dijo que con prebendas viola lo más elemental: los derechos humanos y las necesidades personales.

Destacó que los atropellos eran a diario, “me quedé y me hice cargo del área de Turismo porque me lo concedió el Concejo, de nada me sirvió, porque se formó una comisión dentro de la Dirección de Relaciones Exteriores, y ellos hacían turismo como ellos querían. También tuve asignados los parques, mercados, rastro y ornatos de la ciudad, pero el presupuesto era de mil córdobas mensuales.

“Yo entré para servir a mi pueblo y para tener un cuerpo colegiado, mi deseo fue formar parte de un equipo compacto de trabajo para hacer frente a todas las necesidades de la comuna y dejar un legado en la historia municipal, de un gobierno transparente, cuya única meta fuera la transformación del municipio en un ambiente de unidad y reconciliación, para la búsqueda del bienestar de todos los leoneses”, refirió.

Por su parte, Luis Felipe Pérez, ex alcalde de León, lamentó que la vicealcaldesa Gurdián renunciara de su cargo después de haber dado un campanazo de alerta a las autoridades de la Contraloría. “La licenciada Gurdián es una persona que vertió criticas fuertes en contra de concejales y del alcalde Téllez, esa situación no fue del agrado de las personas señaladas, quienes la tildaron como desleal”, dijo Pérez.