José Adán Silva
  •  |
  •  |
  • END

Nicaragua envió esta semana 540 toneladas de frijoles a Venezuela, en el marco de los acuerdos comerciales de los países miembros de la Alternativa Bolivariana para la Américas (ALBA), informó a corresponsales extranjeros el ministro agropecuario y forestal nicaragüenses, Ariel Bucardo.

En una conferencia de prensa ante los medios extranjeros, y ante la televisión oficial, Bucardo explicó que esperaba que para la primera quincena de mayo llegaran a Caracas tres contenedores con 60 toneladas adicionales del grano, hasta completar el envío de 2 mil 500 toneladas de frijoles en el resto del año.

El ministro agropecuario informó así mismo que en este mes llegarán de Nicaragua a Venezuela 1,300 vaquillas productoras de leche, de un total de seis mil que se esperan exportar a ese país sudamericano en el resto del año.

Además de las 6,000 vaquillas, Nicaragua exportará a Venezuela al menos 1,000 toneladas de carne de res durante el resto de 2008.

En reciprocidad, Venezuela responderá a Nicaragua con el programa de “mecanización solidaria”, por medio de lo cual el país ha importado 125 tractores de la empresa mixta venezolano-iraní (Venirán) y más de 200 implementos.

El programa abarca la importación por parte de Nicaragua de un total de 138 tractores en 2008. Nicaragua está recibiendo, dentro del marco ALBA, cerca de 10 millones de barriles de petróleo procesado de Venezuela, que son vendidos por sociedad bilateral Albanisa, a través de la empresa mixta Petronic.

El ministro nicaragüense aseguró, además, que se está cumpliendo también el convenio de abastecimiento de urea a pequeños y medianos productores agrarios.

Venezuela y Nicaragua desarrollan juntos cuatro proyectos agroalimentarios: mecanización solidaria, frijoles, fábrica de sacos y programa de urea.

Nicaragua es la sede de la cumbre “Soberanía y Seguridad Alimentaria: Alimentos para la Vida”, que reunirá a los mandatarios de Centroamérica y el Caribe, más Venezuela, Cuba, Ecuador y Bolivia, que participarán en el evento como invitados especiales, para abordar diferentes tópicos que permitan establecer precios justos para productores y consumidores de la región.

La transacción se da dentro de un clima de preocupación mundial por el alza en los precios de los alimentos, debido al incremento del valor del petróleo, al calentamiento global y a otros factores como el aumento de consumo en India y China.