•  |
  •  |

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró este miércoles que la crisis alimentaria es un problema de "mala distribución de las riquezas" en el mundo que debe ser resuelto asumiendo un mayor control sobre los mercados.

"Este problema de escasez de alimentos, de pobreza, de insuficiencia de bienes fundamentales. no es un problema técnico, no es un problema de escasez de recursos", sino "de sistemas perversos, de mala distribución de la riqueza", afirmó Correa, tras su arribo a Managua.

Es "un problema político" que debe resolverse mediante "acciones colectivas a nivel regional y al interior de nuestros países" que "no se la podemos dejar solamente al mercado".

"Son las sociedades, nosotros los pueblos los que tenemos que regular, controlar y dirigir esos mercados para alcanzar los objetivos socialmente deseables (como son) en este caso, la seguridad alimentaria", opinó.

Aseguró que "los grandes países capitalistas que criticaban los racionamientos en las economías centralmente planificadas (socialistas) hoy son los que tienen que racionar también sus alimentos" para enfrentar la crisis que se avecina en el mundo.

Por eso "entendamos que cosas tan fundamentales no se las puede dejar -insisto- en manos del mercado", reiteró el presidente ecuatoriano.

Correa llegó este miércoles a Managua para participar en la cumbre presidencial de seguridad y soberanía alimentaria que organiza el gobierno nicaragüense de Daniel Ortega para discutir mecanismos de apoyo que permiten hacer frente a la escasez y carestía de productos de consumo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus