•  |
  •  |
  • EFE

Los empresarios privados exigieron al gobierno de Daniel Ortega que el racionamiento de energía eléctrica finalice el 15 de noviembre próximo, y no a partir del 1 de diciembre.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adan Aguerri, insistió en lo planteado por este organismo el pasado 11 de octubre, de que los apagones deben de ser suspendidos desde el próximo día 15.

Altos cargos del gobierno de Managua han señalado que el racionamiento, que comenzó en julio pasado, no cesará hasta el 1 de diciembre próximo. "Queremos continuar haciendo este llamado a la Presidencia de la República sobre el cese del racionamiento, lo cual es importante de cara a la temporada navideña y la celebración de La Gritería (rezos y cantos en honor a la Inmaculada Virgen de la Concepción)", dijo Aguerri.

Enfatizó que es necesario que la población no tenga problemas de racionamiento energético para desarrollar sus actividades de La Gritería y las fiestas navideñas como corresponde.

Comprar energía

"Si hay necesidad de comprar energía en Centroamérica creemos que en este momento es oportuno tener que hacer esa inversión y no sentimos que el fin de los racionamientos, el 1 de diciembre, sea lo más apropiado", dijo el líder de los empresarios.

Para poner fin a los apagones de entre cuatro y siete horas diarias en todo el país, es necesario importar unos 40 megavatios diarios.

Fuentes oficiales informaron ayer de que en el mercado centroamericano, como impacto de la buena temporada de lluvias que se han registrado en los últimos meses, hay buena oferta de energía en la región.

Aguerri también comentó que el incremento en las tarifas de energía eléctricas de 9,56 por ciento en los próximos tres meses, para inyectar liquidez en el sector energético, autorizado por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), forma parte de los planteamientos que hicieron el 11 de octubre pasado a Ortega.

El dirigente de los empresarios recordó que la subida de las tarifas para los meses de noviembre, diciembre y enero, no afectará a los que consuman menos de 150 kilovatios hora al mes.

Nicaragua afronta desde hace casi tres años una crisis energética que se agudizó desde agosto del año pasado por las frecuentes averías en las generadoras obsoletas, las subidas de los precios del petróleo y la falta de liquidez en el sector.