Eduardo Marenco
  •  |
  •  |
  • END

El frijol rojo está a C$ 16.33 en El Salvador. En Nicaragua, la libra de frijol está a C$ 12.00. De gobierno a gobierno, Nicaragua planea vender a El Salvador, a C$ 9.26, según cifras extraoficiales. Serán 125,000 quintales por US$ 6 millones, según ratificó el Parlamento salvadoreño.

El quintal de frijol está a US$ 72.00 en El Salvador. Aquí se comercializa a unos US$ 60.00. El gobierno, según los datos extraoficiales, lo vendería a El Salvador a US$ 48.00 el quintal. Los salvadoreños se ahorrarían US$ 24.00 por quintal.

El Salvador, dijo el ministro de Agricultura de ese país, Mario Salaverría, consume anualmente 2.5 millones de quintales de frijol rojo. Es decir, siete millones de salvadoreños gastan US$ 180 millones por consumo de frijoles, anualmente. Esto representa una oportunidad para Nicaragua, pero también un riesgo.

Ortega destrabó exportaciones
El año pasado, los salvadoreños importaron de Honduras y Nicaragua, 350,000 quintales. En 2004 importaban un millón de quintales, pero como han aumentado la producción interna, ahora importan menos.

En 2008, El Salvador ha importado unos 130,000 quintales de Nicaragua, bastante menos que el año pasado. A mediados de abril, confirmó el ministro Salaverría, había cuarenta furgones que permanecieron en la frontera durante diez días y gracias a la intervención del presidente Daniel Ortega, que instruyó al ministro de Economía, se liberaron estos camiones.

“Nosotros calculamos que vamos a importar de Nicaragua entre 250,000 a 300,000 quintales”, señaló Salaverría.

El quintal, a nivel de mayoristas está en El Salvador a US$ 72 (C$ 1,383.84). Nicaragua, según las cifras originadas desde El Salvador, se lo vendería a US$ 48 (C$ 926). Se ahorrarán US$ 24 por quintal. Al detalle, el frijol rojo en El Salvador se vende a US$ 0.85 centavos la libra (C$ 16.33).

Asamblea salvadoreña ya ratificó
El ministro salvadoreño confirmó el ofrecimiento del presidente Daniel Ortega de hacer una transacción de frijoles de gobierno a gobierno, en el orden de los US$ 6 millones, lo que no significa que su país deje de comprar más frijoles por la vía privada como se ha hecho históricamente.

Salaverría explicó que la Asamblea Legislativa aprobó un Decreto Legislativo en el que le facultaron al Ministerio de Agricultura hacer esta transacción, por lo que hoy arriba un especialista a afinar las condiciones, la logística de traslado, los precios y la calidad del frijol que comprarán.

El gobierno salvadoreño no planea controlar los precios en su país y vendería el frijol comprado al gobierno de Nicaragua, a través de la Bolsa de Productos Agropecuarios y de la Dirección de Economía Agropecuaria.

“El objetivo no es regular, sino abastecer el mercado, para que los consumidores tengan este beneficio, si hay un nivel de especulación del mercado pues a través de esta reserva estaría disminuyéndose, ofreciendo más frijol”, afirmó.

Fiallos: “Enabás tiene suficiente frijol almacenado”

Álvaro Fiallos, Presidente de la UNAG, remarcó que necesitan financiamiento de cien millones de dólares para garantizar la cosecha de frijol y demás productos agrícolas, así como para comprar insumos que están a precios excesivos.

“El año pasado, un quintal de abono completo estaba a 400 pesos, y hoy lo encontramos a 1,400 córdobas, está fuera del alcance del bolsillo de los productores”, dijo Fiallos.

Afirmó que hasta el momento la exportación de frijoles se ha hecho de manera privada hasta por un total de cinco mil toneladas. “Enabás tiene guardado suficiente cantidad para poder garantizar el abastecimiento de frijol de aquí a agosto, cuando sale la cosecha de primera”, afirmó Fiallos, pues los productores le han vendido suficiente frijol a Enabás.

Pero dijo que la venta de frijoles de gobierno a gobierno “es un periódico de ayer”. “Yo entiendo que esas son negociaciones que tendrán que salir para la cosecha de primera en todo caso”, puntualizó Fiallos, aunque reconoció que otra posibilidad puede ser que Enabás venda parte del frijol que tiene almacenado.

Solórzano: ¿Cuál es el problema?
Por su lado, el ministro de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano, preguntó a los periodistas que cuál era el problema si el gobierno de Nicaragua quería vender a El Salvador frijol rojo.

Solórzano expresó que “Enabas es una empresa estabilizadora de precios, compra y vende, no es nada anormal que lo haga, porque tiene una función de desarrollo social, promoviendo los buenos precios al productor y al consumidor”.

“Somos una potencia exportadora de frijoles, y lo que estamos haciendo es, por una parte, permitiendo el libre comercio porque es un compromiso, y, por otra, tenemos como Estado la obligación de preservar el abastecimiento a nuestra población, estamos haciendo las dos cosas”, dijo Solórzano.