María Haydée Brenes
  •  |
  •  |
  • END

Representantes del Comité de Vecinos pro Cerro Mokorón y del Centro Humboldt, demandaron a los diputados ante la Asamblea Nacional y al Poder Ejecutivo, que se agilice el nombramiento de ese sitio como área protegida para acabar de esta forma con la intención de urbanizar la zona, que tienen el Instituto de Previsión Social Militar (IPSM) del Ejército de Nicaragua, y algunos de sus miembros y ex miembros.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por el Comité de Vecinos y el Centro Humboldt, ahora el cerro Mokorón no sólo pertenece al IPSM, al que el Ejército le donó la finca asentada con el número catastral 163193-a en 2003 --cuando coincidentemente los vecinos del cerro comenzaron a organizarse para gestionar la declaratoria--, sino también a varios altos mandos actuales y en retiro, que compraron lotes a precios irrisorios.

En el catastro se encontró que el Ejército de Nicaragua valoró el cerro Mokorón, con un área de 171 mil 485.58 metros cuadrados de extensión, en mil córdobas en 2003, cuando lo traspasó al IPSM que es una entidad sin fines de lucro.

Lo repartieron
Sin embargo, fue el IPSM el que desmembró de la finca 163193-a, once mil 280.22 metros cuadrados, el 22 de febrero de 2006, lote que fue valorado en 20 mil córdobas y entregado al general Julio César Ramos
Argüello, quien a su vez pasó el dominio y posición a la Sociedad Anónima Negocios Inmobiliarios (NISA) en concepto de aporte patrimonial, con un valor de 99 mil córdobas.

Otra de las desmembraciones de la propiedad están a nombre del general en retiro Glauco Sidar Robelo Choenihg, quien recibió como donación de parte del IPSM un área de siete mil cincuenta metros cuadrados, valorada en veinte mil córdobas el 21 de diciembre de 2005, propiedad que vendió al general Óscar Salvador Balladares Cardoza, el 22 de noviembre de 2006, por 80 mil córdobas.

El general Óscar Salvador Balladares Cardoza es también propietario de cuatro mil 341.799 metros cuadrados del cerro Mokorón, valorados por el IPSM en veinte mil córdobas. Dicha propiedad le fue donada el 28 de octubre de 2004. Otro general que pagó 20 mil córdobas por una propiedad de siete mil cincuenta metros cuadrados, fue Pedro Antonio Agurcia Moncada, quien recibió la donación del IPSM el dos de mayo de 2006.

“Éstos son los dueños que encontramos en el Catastro, pero desconocemos en poder de quién o de quiénes están alrededor de 30 hectáreas del cerro Mokorón, pues no están asentadas en el Registro de la Propiedad ni en Catastro, es por ello que solicitamos a los diputados que se nombre de una vez este sitio área protegida, y al Ejército de Nicaragua, que nació del pueblo, le pedimos que done ese pulmón de Managua al pueblo al cual se debe”, manifestó el señor Andrade, presidente del Comité de Vecinos pro Cerro Mokorón.

EL NUEVO DIARIO trató de comunicarse con el general Adolfo Zepeda, de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua, sin obtener respuesta.