•  |
  •  |

Al menos ocho personas resultaron heridas ayer durante un enfrentamiento entre dos bandos de miskitos, quienes se liaron a pedradas, garrotazos y golpes, tras reclamos y presiones sobre las necesidades de techo y alimentos de miles de familias de este municipio, tras el paso destructor del huracán Félix en septiembre pasado.

El enfrentamiento ocurrió entre manifestantes que dirige el representante de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Jaime Chow, y activistas de la organización indígena Yatama.

Los primeros reclamaban ayuda para “una Navidad con techos”, y los segundos consideraron que la protesta era una actividad política contra la alcaldesa Elizabeth Enríquez, quien no pudo entrar a sus oficinas por los reclamos de los simpatizantes guiados por Chow.

Durante el enfrentamiento, que duró menos de treinta minutos, ocho personas resultaron con heridas en la cabeza producto de golpes contusos, por lo cual fueron atendidas en el Hospital Nuevo Amanecer. Tras ser sometidas a radiografías, fueron remitidas a sus casas, informó el doctor Francisco Selva, director de ese centro.

A este acto de violencia se le suman otras protestas de habitantes de la ciudad, quienes esta semana rompieron puertas y ventanas de oficinas gubernamentales para saquear alimentos, ya que cientos se quejan de que no les llega ayuda tras el paso del huracán. Así mismo, han salido a bloquear calles y hasta intentaron apoderarse de la pista del aeropuerto local.

La alcaldesa Enríquez denunció que todos los actos se han venido desarrollando en presencia de los agentes policiales. Según ella, al momento del enfrentamiento ayer, frente a la sede del Palacio Municipal, los uniformados se escondieron para evitar ser heridos por las piedras que volaban de un lado a otro.

Después de media hora de batalla callejera, hicieron presencia miembros de la Brigada Especial de la Policía local, quienes interfirieron y dividieron a los dos grupos a una distancia aproximada de 20 metros entre sí.

Inicialmente, el líder del ALN, Jaime Chow, había expresado que la manifestación para exigir 40 millones de córdobas que permitan a la población comprar 100 mil láminas de zinc, iba dirigida al gobierno central.

La idea, explicó, era lograr hacer eco entre los diputados para que en la reforma al Presupuesto General de la República de 2008, se acordasen de la gente afectada por el huracán Félix.

Amenazan con saqueo en iglesia

Después del enfrentamiento, con la mediación del procurador Especial de los Pueblos Indígenas, José Barrientos, Chow dijo que se sentaría a negociar con la alcaldesa, sin embargo ésta se negó a hablar con los que consideró “delincuentes”.

La alcaldesa señaló que se sentaría a dialogar solamente con la presencia del Consejo Pastoral.

Después de una reunión a la que asistieron líderes religiosos de las iglesias Católica, Morava y Evangélicas, se acordó que ambos grupos abandonarían los alrededores de la Alcaldía hasta que se llegue a acuerdos entre una comisión de ambos bandos y las autoridades municipales.

Los manifestantes amenazaron al párroco de la Iglesia Católica en Bilwi, Rodolfo French, de asaltar y vaciar las bodegas de la Iglesia si no les cumplen sus demandas, debido a que ha participado como mediadora en el conflicto.

Los vuelos aéreos a esta ciudad permanecen suspendidos desde el pasado martes, ya que los manifestantes se negaban a abandonar la pista hasta que se llegara a un acuerdo, donde se les garantizara el apoyo para la reconstrucción de sus viviendas y la entrega de alimentos y medicinas.

Policía pide diálogo

El subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Horacio Rocha, dijo ayer que los problemas que se están presentando en Bilwi se resolverán a través del diálogo, igual como se hizo en Waspam.

“Ahí tienen que estar los diferentes actores que están involucrados en el tema, y si hay demandas abordarlas y buscar solución al problema, pero no es la coerción y el garrote lo que va resolver un problema de esa naturaleza, sino ver cómo se discute y se llega a acuerdos”, expresó Rocha, quien no descartó la posibilidad de que la falta de alimentos vaya a desencadenar mayores actos de violencia en esa zona.

“Es posible, pero yo no quiero ver esto desde una perspectiva alarmista. La Policía va a actuar en cualquier situación, estamos listos y prestos a actuar de acuerdo a lo que establece la ley”, explicó.

Según Rocha, la situación está bastante controlada. El problema en Bilwi se produjo por la acción vandálica de un grupo que saqueó una bodega de una institución gubernamental. Por ese hecho dos personas se encuentran detenidas.

“Ya tenemos las fuerzas suficientes de acuerdo a la intensidad del fenómeno que se está dando ahorita, estamos listos para enfrentarlo, pero insisto: la solución no es el garrote, la represión, aquí la solución tiene que ser igual que en Waspam”, reiteró.

Violencia no preocupa al Ejército

Por su parte, el general en jefe del Ejército de Nicaragua, Omar Halleslevens, dijo que desde el inicio de la distribución de la ayuda ha habido insatisfacción ciudadana, “porque no están acostumbrados a recibir ayuda con norma”.

El alto jefe militar dijo que las necesidades de la población afectada son amplias, pues perdieron casi todos sus bienes, incluyendo casas, alimentos, enseres y semillas.

Halleslevens señaló que comportamientos violentos más bien pueden afectar la distribución de ayuda que sigue llegando a la zona, “porque si la están saqueando, ¿quién se va a atrever a llevar ayuda?”, se preguntó.

Además, señaló que debe procurarse tranquilidad social para que el producto llegue a las bodegas, y “hay que hacer un esfuerzo para que las personas que están involucradas sean las menos”.

Expresó que no le preocupa a nivel militar el intento de tomar el aeropuerto, a pesar de estar bajo resguardo de los militares y que por ello no reforzaría le vigilancia.

“Tenemos una parte bajo resguardo para el aterrizaje de medios militares, no vamos a reforzar, no estamos en son de ponernos a pelear, lo lógico es que quienes están en esos conatos vayan a platicar con los dirigentes y encuentren una salida”, aconsejó.