•  |
  •  |
  • EFE

El número de personas sospechosas de estar contagiadas de leptosperosis es de 2 mil 700, pero a escala nacional la curva estadística se encuentra en descenso, afirmó hoy el viceministro nicaragüense de Salud, Guillermo González.

En declaraciones a la prensa, el alto cargo enfatizó que el número de fallecidos por esta epidemia se mantiene en 9 desde el pasado 21 de octubre, cuando ocurrió la primera muerte en una comarca del occidente del país.

González había informado el lunes pasado que el número de sospechosos de padecer la leptospirosis era de 1.613 y el de fallecidos 9.

El alto cargo en las declaraciones de hoy insistió en que este número de sospechosos ahora es de 2.700, aunque señaló que en los laboratorios del país se realizan los exámenes de rigor para confirmar cuántos son realmente los enfermos de leptospirosis.

También dijo que el 70 por ciento de los casos se han producido en comarcas de Somotillo, municipio del departamento (provincia de Chinandega), donde ocurrió la primera muerte de leptospirosis, enfermedad transmitida por el orín de las ratas.

Indicó que la población de comarcas de los municipios de Telica, Achuapa, Somotillo y El Sauce, de las provincias de Chinandega y León, han sido las mas castigadas por la epidemia y "donde se registra el mayor número de acumulado de sospechosos de estar afectados por la enfermedad".

El viceministro sostuvo que a escala nacional la curva de las estadísticas que ha originado esta epidemia se encuentra en descenso desde hace varios días, aunque no ofreció cifras sobre el comportamiento de la enfermedad en los últimos días.

"No nos sentimos tranquilos, tenemos que aplanar la curva y poder decir que la epidemia está bajo control", dijo González.

Agregó que todas las fuerzas del Ministerio de Salud, la policía y estudiantes universitarios proyectan el próximo fin de semana realizar una campaña para capacitar a las personas sobre las medidas sanitarias que hay que adoptar para combatir la epidemia.

Añadió que las autoridades involucradas en esta lucha se proponen recoger 6.000 toneladas de basura en todo el país, clorar el agua, realizar labores de limpieza y otras acciones para controlar la epidemia.

Las autoridades del sector salud también han insistido que disponen de todas las medicinas necesarias para enfrentar la emergencia.

La epidemia comenzó a raíz de las intensas lluvias de los últimos días de octubre en las provincias de Chinandega y León, en el occidente, y después se extendió a localidades de Estelí y Nueva Segovia, norte; Chontales, centro; Granada, oriente; Caribe Norte y Managua.