•  |
  •  |

Seis reos, entre ellos cuatro narcotraficantes, se fugaron la madrugada de ayer de las cárceles de la Policía Nacional, en Bilwi, donde guardaban prisión, en espera del debate de la pena y la lectura de sentencia, prevista para el seis de noviembre, a las 10 de la mañana.

Los prófugos: Eduardo Padilla Ballesteros, de 30 años; Rafael Barrios Barraga, quien también se identificaba como Rufino Rubíes Vargas, de 40, ambos de origen colombiano, y los hondureños Mateo Mauricio Ávila, de 48 años, y Paco Antonio Antones Ayala, de 39, fueron capturados por la Fuerza Naval pasado 11 de agosto con mil 581 kilos de cocaína en aguas nacionales.

También se dio a la fuga Víctor Javier Francis, quien recientemente había sido condenado a ocho años de prisión por los delitos de robo con intimidación y posesión ilegal de armas de fuego, y el hondureño Dexter Samuel Máximo, detenido el pasado 26 de junio por el delito de tenencia ilegal de armas y contrabando aduanero.

Tres cómplices o rehenes

Con los detenidos se fueron tres policías, pero se desconoce aún si iban en calidad de “cómplices” o como “rehenes”.

Los agentes policiales desaparecidos son: Benicio Hansen, Martín Velásquez y Teófilo Ludrick, quienes se encontraban dispersos entre el área interna de las celdas, la parte externa de las mismas, y la parte este del predio de la instalación policial.

Informes preliminares indican que los tres policías iban armados con sus respectivos fusiles y magazines, por lo que muchos creen que fueron llevados para brindar seguridad a los narcos.

La fuga de los narcotraficantes internacionales se da un día después de que el juez de juicio, Fulgencio Velásquez, los encontrara culpables del delito de transporte ilegal de estupefacientes.

Arriba comisión de alto nivel

Ayer, en horas de la tarde, arribó a esta ciudad una comisión de alto nivel encabezada por el segundo jefe nacional de Asuntos Internos, comisionado Manuel Zambrana, y oficiales del área de Auxilio Judicial e Inteligencia, que tienen la finalidad de investigar las circunstancias que llevaron a la fuga y determinar responsabilidades.

Negociaron la fuga

Una fuente aseguró que días antes del juicio llegaron a esta ciudad dos hombres de nacionalidad colombiana e ingresaron a la ciudad vía acuática, y mantuvieron comunicación con varias personas involucradas en el proceso. También señaló que se presume que estos extranjeros andaban negociando la libertad o la fuga de los acusados. Supuestamente se hacían acompañar de dos nicaragüenses que servían de guías, y eran quienes hacían los puentes de negociación.

Por su parte, el jefe de la Policía de Puerto Cabezas, comisionado mayor Francisco Gaitán, expresó vía telefónica que no podía decir nada debido a que no estaba autorizado.

En Managua, la directora general de la Policía, primera comisionada Aminta Granera, tampoco dio mayores detalles sobre lo sucedido en Bilwi.

“No quisiera decir yo ahorita cuál fue la causa, el motivo, inclusive no sabemos nosotros. Hay tres policías que no están, no sabemos si fueron cómplices de los que huyeron o si fueron llevados como rehenes. Estamos en un proceso investigativo, que en las próximas horas, yo espero que mañana (hoy) tengamos más claro el panorama, y les podamos decir exactamente qué paso en relación a la fuga”, expresó.

Luego recordó que en Bilwi no hay Sistema Penitenciario, lo que para la Policía se ha convertido en un serio problema, y no sólo en esta zona del país.

“De acuerdo con el Código Procesal Penal, nosotros deberíamos tener en nuestras celdas (a los detenidos) únicamente las 48 horas que tenemos para investigar, y dos o tres días más que se puede llevar el juez mientras se da la audiencia preliminar. Una vez que el juez dicta retención de libertad preventiva ya debería de estar en el Sistema Penitenciario, sin embargo, la Policía en este momento tiene un promedio de 900 personas detenidas en nuestras celdas como promedio diario. Muchas de ellas pasan hasta dos o tres meses”, señaló.

Según Granera, la Policía debería estar más abocada a capturar a los delincuentes, que a estarlos custodiando, porque para eso existe el Sistema Penitenciario.

“Gracias a Dios, para el próximo año ya está contemplado en el Presupuesto nacional la reconstrucción de la unidad de Bilwi, que incluye una reconstrucción de las celdas con mayores niveles de seguridad”, agregó.

Granera se refirió también a la fuga que se produjo en la capital, específicamente en el Distrito Seis.

“Estoy esperando el informe desde el punto de vista administrativo de Asuntos Internos. Han quedado que me lo presentan mañana (hoy), y si hay presunción de algún otro tipo de responsabilidad, será trasladado el expediente a la Fiscalía. Ya hemos recapturado a dos de ellos, y creo que estamos sobre la pista para volverlos a tener en unos dos o tres días a todos nuevamente”, concluyó.