Eduardo Marenco
  •  |
  •  |

El gobierno de Estados Unidos anunció ayer la entrega de una donación de 2.9 millones de dólares al pueblo de Nicaragua, consistente en 2 mil 80 toneladas de arroz y 680 toneladas métricas de cereal fortificado, el cual será entregado en raciones diarias durante nueve meses a los pueblos de Bilwi, Waspam y Bonanza.

La ayuda beneficiará a 88 mil personas de los pueblos más afectados por los desastres ocasionados por el huracán “Félix”. En Bilwi se han dado protestas, y la población miskita ha incursionado a la Alcaldía local para obtener medicamentos y alimentos, desesperada por el hambre.

El ministro Agropecuario y Forestal, Ariel Bucardo, agradeció el gesto del pueblo de Estados Unidos y lo calificó como una ayuda que brindará esperanza a la población de Bilwi, Waspam, Rosita y Bonanza.

La alimentación será entregada por el Programa Mundial de Alimentos y no por el gobierno de Nicaragua, debido a la experiencia en distribución que tiene la agencia de las Naciones Unidas. Estados Unidos ha entregado 13.2 millones de dólares a Nicaragua a raíz de la emergencia ocasionada por “Félix”.

END pudo conocer que el gobierno sandinista intentó minimizar la entrega del valioso donativo estadounidense, cancelando una conferencia de prensa del martes pasado. Ayer se conoció la entrega de tan importante donación en una conferencia a la una de la tarde, convocada por el PMA y por la Embajada estadounidense, en un local del MagFor, en una hora poco usual para este tipo de eventos.

Ayuda estadounidense sí llega

El embajador estadounidense, Paul Trivelli, dijo que la ayuda de su país siempre procuran distribuirla a través de organismos no gubernamentales y “nuestros socios”, al tiempo que estimó que está llegando normalmente a las comunidades.

Trivelli mostró su preocupación por las protestas y desesperación de la ciudadanía miskita en Bilwi, al no recibir ayuda gubernamental. Dijo que es un hecho que no puede pasar inadvertido, y por tal razón, Estados Unidos redoblará esfuerzos a través del PMA, para que la ayuda del pueblo estadounidense llegue a las comunidades más necesitadas.

“El PMA es miembro de Naciones Unidas, ha sido nuestro socio aquí en América Latina y en otros lugares, estamos acostumbrados a estar relacionados con cantidades grandes de comida”, señaló el embajador, por lo que confió que esta ayuda sí llegue pronto y efectivamente a las comunidades.

Eduardo Montealegre, diputado del partido Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), dijo que la desesperación de la gente de Bilwi se debe a que están condicionando la entrega de la ayuda a estar organizados en los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), y que su partido lo que ha hecho es respaldar a la población, pero que no están de acuerdo con actos de violencia.

Por su parte, el ministro Bucardo alertó sobre que a la crisis humanitaria podrían sumarse incendios forestales debido a que medio millón de manzanas de árboles fueron tiradas por el huracán.

Bucardo culpa a políticos

El ministro Bucardo aseguró que algunos políticos podrían estar detrás de las protestas de los pobladores de Bilwi, que incluso saquearon bodegas de alimentos en esa ciudad.

“Yo tengo temor de que todo esto se esté manejando con criterios políticos, que algunos partidos estén sacando réditos, recordemos que vienen las elecciones municipales y hay gente que tiene interés de sacar partida, pero la distribución se está haciendo con las instituciones correspondientes”, explicó el ministro.

El funcionario consideró que acciones como las ocurridas en Bilwi podrían provocar temor entre la gente que está llevando ayuda a la zona por el peligro de disturbios, y evitará que se realice de manera ordenada la distribución y el almacenamiento.

Bucardo indicó que la distribución de la ayuda se está haciendo de acuerdo a parámetros internacionales, y participan coordinados con el Sistema Nacional de Prevención de Desastres (Sinapred) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), a la vez que negó que los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) estén involucrados en ello.

“Sabemos que no es suficiente todo lo que se pueda dar, pero se les están garantizando las calorías necesarias para los próximos meses a las familias afectadas, hasta que la región pueda tener producción”, agregó.

Por su parte, el representante del PMA en Nicaragua, William Hart, dijo que a veces es difícil conseguir fondos suficientes de todos los donantes para ayudar a los afectados, y que la ayuda estadounidense es muy generosa, porque representa cerca del 30 por ciento de las necesidades de la región.

Hart añadió que la situación en el Caribe Norte es difícil porque no tienen suficiente techo, alimentos y medicinas, además de que no todos los días impactan huracanes de categoría cinco.

Añadió que muchas comunidades que están afectadas requieren atención y la necesitarán en los próximos meses, y hacerles llegar la ayuda toma tiempo, por lo cual, necesitan trabajar más fuerte para poder asistirlos.

El funcionario del PMA dijo que no podía decir si quienes provocaron disturbios en Bilwi tienen razón, pero que sí entiende las dificultades que están enfrentando.

(Con la colaboración de Gustavo Álvarez)