Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La Coordinadora Nacional del Transporte invitó al presidente Daniel Ortega a sentarse con ellos y reanudar las negociaciones para buscar una solución al conflicto del transporte que hoy entró a su duodécimo día de paro, con pérdidas millonarias para la economía del país, mientras otro transportista leonés se encuentra hospitalizado y con muchas probabilidades de que pierda una de sus piernas.

“Lo invitamos a dialogar y tratemos de resolver el problema juntos”, propuso Antonio Betanco, presidente de la Federación de Transporte Colectivo de Nicaragua, durante su participación en el sepelio del joven Martín Treminio Picado, la tarde de ayer en el municipio de Tipitapa.

Treminio Picado, de 29 años, era empleado de un transportista, y murió de un disparo propinado por los ocupantes de una camioneta con quien sostuvo minutos antes de su fallecimiento, un enfrentamiento verbal por el derecho de vía.


Transportista en peligro
Leonzo Benjamín Baldizón Vanegas, de 50 años, transportista de León, se encuentra postrado en una cama del Hospital Escuela “Oscar Danilo Rosales Argüello”, con peligro de perder su pierna izquierda.

“Caí al suelo, me arrastraron en plena carretera, seguidamente me descargaron varios garrotazos en las costillas y me lanzaron a la tina de la camioneta como cualquier saco de papas, al igual que a varios compañeros que estuvimos retenidos por dos días en la celda del área de sol, quejándonos del dolor y del hambre”, dijo.

La doctora Gladys María Vanegas aseguró que el paciente ingresó con una herida infestada, supuestamente causada por un arma contusa. “Confiamos que el paciente con padecimiento de diabetes se va a recuperar porque se encuentra con buen estado inmunológico, todo dependerá del cuido y la atención que tenga”.


Congelamiento
Pero a criterio de Betanco, la base de las negociaciones que debe sostener el gobierno con los transportistas es el congelamiento del combustible, “otra manera no existe”, indicó, tras manifestarse “esperanzado” porque Ortega suspendió su viaje a Perú. “Es una buena señal de querer conversar con nosotros”, indicó.

El líder transportista rechazó la propuesta del presidente Ortega. “Si esa propuesta fuera viable para solucionar el problema inmediatamente decidimos que el paro se levanta”, señaló.

Tanto Betanco como Reynaldo Martínez Alvarado, del Movimiento Nacional de Taxistas por un Combustible Justo, no dieron mucha importancia a “los mecanismos solidarios” que propuso Ortega para paliar la crisis petrolera en el sector transporte. “El transporte es dinámico, dinámicas sus acciones, pero decir cómo hacer sin conocer el sistema en el transporte es un craso error”, señaló Betanco.

Pero para Martínez Alvarado, la propuesta presidencial “no es la solución”. Según el taxista “hay colegas que pagan el combustible más caro, y ahora nos manda a que comamos un día unos y el otro no. El presidente está desinformado sobre el trabajo de los taxis”, argumentó Martínez, quien dijo sentirse decepcionado de “los mecanismos solidarios” del presidente Ortega.


Paro sigue
Betanco y Martínez afirmaron que el paro en el transporte se profundizó con la integración de tres cooperativas de transporte del municipio de Tipitapa y Sébaco. Sin embargo, Martínez reconoció que grupos de taxistas, a pesar de apoyar el paro, han decidido trabajar “porque tenemos que sobrevivir”.

Un recorrido de EL NUEVO DIARIO en los principales tranques mostró que los mismos aún se mantienen, pero también la circulación de vehículos de transporte de carga por la Carretera Panamericana ha aumentado y su frecuencia es mayor, lo que indica que transportistas de este sector han decidido trabajar aunque respalden las demandas contra el gobierno.


En los departamentos
Transportistas de Carazo llegaron al décimo segundo día de paro mientras ratificaban que su decisión se mantendrá hasta lograr acuerdos con el gobierno de Ortega. Ayer, taxistas ruleteros que laboran en la ciudad de Jinotepe, participaron de una marcha que finalizó en uno de los tranques en la villa Madre Proletaria, en el sector sur oriental de la ciudad.

Dirigentes del sector señalaron que continuarán en paro y permanecerán en los tranques que hay en la salidas de las ciudades de Jinotepe, Diriamba, y “La Concha”, sitio donde se han registrado hechos violentos en fechas anteriores.

En el departamento de Carazo, la única cooperativa de transporte que está prestando servicios hacia Managua es la Granma, que opera normalmente con sus 20 unidades.


“Miguelitos” en Estelí
En Estelí, el paro llegó a los 12 días consecutivos en relativa normalidad, sólo alterada por escaramuzas donde desconocidos, haciéndose pasar como transportistas, lanzaron “miguelitos” sobre la carretera para dañar las llantas de los vehículos.

El portavoz de la Policía de Estelí, teniente Abel Herrera, señaló que la protesta transcurrió con relativa calma. La Policía mantuvo presencia en el sector conocido como La Thompson, donde los transportistas hicieron un plantón. En ese sitio los transportistas se ubicaron con 22 unidades de autobuses.


Con la colaboración de los corresponsales Máximo Rugama Castillo y Alberto Cano.