Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Licenciado
Francisco Chamorro
Director
El Nuevo Diario
Su Despacho

Estimado Licenciado Chamorro:

El pasado martes 6 de mayo, en la comunidad de Wasakin, del municipio de Rosita, Región Autónoma Atlántico Norte, se desarrolló un incidente de reclamo a nuestra organización por parte de miembros de la comunidad producto de un desafortunado mal entendido.

Save the Children ejecuta un proyecto comunitario de agua potable en esa comunidad, en el marco de la Reconstrucción de Comunidades Post-Huracán Félix. Se financia mediante fondos ECHO-Unicef la compra de los materiales de construcción y mano de obra calificada y previo acuerdo con todos los actores involucrados, la comunidad beneficiaria aporta de manera voluntaria la mano de obra no calificada y materiales locales tal como arena, madera y piedra bolón.

El mal entendido en la comunicación entre Save the Children y la comunidad estuvo relacionado a una gestión independiente ante el Programa PMA/Magfor, para un posible apoyo humanitario de alimentos a las familias que están trabajando de forma voluntaria en la ejecución del proyecto por su situación de vulnerabilidad alimenticia.

Queremos aclarar que NO es política de Save the Children distribuir alimentos en asociación con la ejecución de proyectos comunitarios de agua y saneamiento, los cuales hemos estado ejecutando desde 1999.

Nos dirigimos a usted en esta oportunidad, preocupados por la publicación del día 8 y aun más el día de 9 de mayo en el diario que usted dirige, porque se presenta una situación totalmente distorsionada de los hechos ocurridos y especialmente los acuerdos establecidos para solucionarla. La publicación emitida contiene información totalmente falsa que pone en peligro la reputación, la credibilidad de nuestra organización y las modalidades de cooperación que Save the Children establece en este tipo de proyectos, así como las excelentes relaciones de cooperación que se han establecido con los líderes comunitarios y comunidades, particularmente con la comunidad de Wasakin y sus líderes.

Queremos que se aclare, por respeto a la comunidad, en el mismo espacio en que se publicaron las falsas noticias, que nunca fue agredido físicamente el Licenciado (y no Ingeniero) Ariel León ni vapuleado con palos de bambú ni atadas las manos, así como que no existe ningún acuerdo de pago millonario “en un plazo de quince días” entre Save the Children y la comunidad, en tanto no existe ninguna deuda o compromiso de pago con la comunidad.

El número de personas que han realizado trabajo voluntario en el proyecto son 139 y no 293 como reporta el corresponsal, y el grupo de mujeres de la comunidad que realizaron la protesta no llega a 200, en tanto que la comunidad cuenta con apenas 118 familias.

Tampoco yo como Representante de Save the Children en las negociaciones me comprometí a “pagarles a casi 300 indígenas los días trabajados” por tanto que nunca existía tal compromiso ni tal demanda por parte de la comunidad. Tampoco es potestad del funcionario implicado a contratar a nadie en la construcción de este proyecto, dado que su función es Responsable de Fortalecimiento Comunitario.

Lamentamos mucho que el corresponsales Moisés Centeno no haya ido a la comunidad, no solicitó entrevista con el responsable de las negociaciones por parte de Save the Children, quien estuvo en nuestra oficina en Rosita durante dos días, ni miembros de la comisión negociadora de la comunidad de quien el mencionado Sr. Hilario Poveda Montiel nunca fue parte, no quiso entrevistar al funcionario afectado, no tomó en cuenta la información oficial de los comunicados emitidos por nosotros informando la situación y los acuerdos firmados con la comunidad, los cuales les hicimos llegar oportunamente, y tampoco consultó sobre las implicaciones de publicar el nombre del funcionario afectado en una situación delicada como ésta.

Apelamos a la seriedad y ética profesional demostrada por El Nuevo Diario bajo su dirección, para que publique esta aclaración, y a la vez defendamos el derecho de los y las nicaragüenses a estar bien informados. Aprovecho para expresarle mis mejores muestras de consideración.


Atentamente

Joshua Briemberg
Representante
Save the Children Canada