•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN

En estado de alerta máxima podrían declararse unos cincuentas kilómetros cuadrados de territorio entre Rosita y Puerto Cabezas, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, tras desatarse dos incendios forestales de intensidad alarmante, al punto que las llamas amenazan con cercar a unas cuarenta comunidades multiétnicas.

El mayor incendio se localiza en el territorio llamado Las Breñas y en El Pollo, cerca de Kukalaya (Agua Vieja, en miskito), en donde arde desde la tarde del martes último.

Datos preliminares y extraoficiales indican que se han quemado casi dos mil quinientas hectáreas de bosques, incluyendo una considerable cantidad de árboles caídos desde el cuatro de septiembre, luego que la zona fuera golpeada por el huracán Félix.

Grupos interinstitucionales de Defensa Civil, Instituto Nacional Forestal, Ministerio de Salud y comunitarios del lugar, intentan sofocar el incendio desde la mañana de ayer, y aunque lograron ese propósito en gran parte, el fuego continuaba avanzando en dirección a Kukalaya y Tasba Pri, según Allan Castillo Rodríguez, de la Cooperativa de Agroforestales y Ambientales.

En la atmósfera y en el entorno sobre la vía terrestre y en las profundidades del lugar, se observa una densa capa de humo, que se extiende al territorio de Tasba Pri, área rural y urbana de Rosita.

Unas doscientas familias habitan en Las Breñas, las que podrían ser evacuadas en cualquier momento, dado que el fuego amenaza con rodear sus viviendas, pero, además, por la cantidad de humo que se respira, ya hay afecciones respiratorias, sobre todo en la niñez de la zona.

El otro incendio detectado es un área montañosa del lugar conocido como El Black, en la zona de Risco de Oro, jurisdicción de Rosita, donde se encuentran unas veinte comunidades mestizas y más de dos mil familias.

Las maquinarias de extracción maderera de la empresa privada denominada Mapenicsa, rompieron en forma de trochas varias áreas para detener el fuego.