•  |
  •  |
  • EFE

Un organismo de la sociedad civil pidió a las autoridades y a partidos políticos consultar a la población, en las elecciones municipales de noviembre de 2008, si desean o no cambiar el sistema político presidencialista por uno parlamentario.

El no gubernamental Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade), en un pronunciamiento público, propuso que en los comicios municipales del 2008 se aproveche "para agregar una casilla en las boletas o bien una papeleta adicional, para someter a la consulta del pueblo, si desea o no cambiar el sistema de gobierno".

El Ipade agregó que debe consultarse a la población en esas elecciones, debido a que "este ejercicio democrático no tendría costo significativo para el presupuesto del país".

Asimismo, el organismo civil solicitó al presidente Daniel Ortega, partidos políticos y diputados de Asamblea Nacional a posponer la discusión sobre posibles reformas a la Constitución.

El Ipade hizo un llamamiento a esos sectores políticos a reanudar esas pláticas "cuando exista un estado de normalidad" en Nicaragua, azotada en los últimos dos meses por el huracán "Félix" y otros tres eventos hidro-meteorológicos que han causado cuantiosos daños materiales y humanos.

Auxilio de los damnificados

"Por las mismas razones, prioricen el auxilio a los damnificados, la reconstrucción de las zonas de desastre, la lucha contra el hambre y la pobreza y el enfrentamiento de la aguda crisis energética que golpea a la ciudadanía", instó el organismo.

El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y miembros del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) que dirige el ex presidente y reo Arnoldo Alemán han comenzado negociaciones para reformar la Carta Magna, incluido la reelección presidencial.

Sin embargo, una mayoría de diputados del PLC, a través de una proclama, anunciaron que no discutirán durante este año reformas a la Constitución, sino que posiblemente hasta después de los comicios municipales del 2008, incluso proponen un plebiscito.

Alemán (1997-2002), quien cumple desde diciembre de 2003 una condena de 20 años por lavado de dinero, entre otros delitos en perjuicio del Estado, dijo a la prensa que no cuenta con los votos suficientes dentro del PLC para reformar, junto a los diputados del FSLN, la Constitución.

El ex gobernante, que goza de libre movilidad por todo el territorio nacional por su mal estado de salud, señaló que su tarea será "convencer" a 19 de los 25 diputados liberales que se oponen a reformar la Carta Magna -principalmente por la reelección presidencial-, para discutir esos cambios a finales del próximo año.

Ortega, que ya dirigió Nicaragua durante el primer gobierno sandinista (1979-1990) y que asumió de nuevo el poder el 10 de enero pasado por un período de cinco años, ha expresado su deseo a reelegirse.

La Constitución de Nicaragua prohíbe la reelección presidencial consecutiva. Las reformas constitucionales en Nicaragua deben ser aprobadas en dos legislaturas y con al menos dos tercios de los 92 diputados que integran la Asamblea Nacional.