•  |
  •  |
  • END

El alcalde Dionisio Marenco rechazó ayer la propuesta que el presidente Daniel Ortega hizo a los taxistas de que se reduzcan a la mitad y que solamente trabajen una vez a la semana.

Marenco habló ante los periodistas durante la entrega del terreno municipal donado a la Academia Nicaragüense de la Lengua para la construcción de su sede, junto a la Autopista “Cardenal Obando”, donde el académico doctor Jorge Eduardo Arellano agradeció el gesto del Concejo, en presencia de intelectuales y académicos como el ex vicepresidente Sergio Ramírez, Carlos Tünnermann, Alejandro Serrano, Fernando Silva y el ex canciller Emilio Álvarez Montalbán.

“Creo que lo más prudente es que sigan como están (circulando las 12 mil unidades de taxis que hay en Managua) y que sigan congeladas las concesiones, porque ponerlos a trabajar como lo planteó Daniel, sería desarticular su manera de vivir”, dijo.

Si ponés a un taxista a trabajar solamente un día, “¿de qué van a vivir los otros días en que no trabajarán?, por lo que me parece que eso no es prudente”, respondió, al agregar que arreglar de la forma que propone Daniel sería crear otro problema. La propuesta que Marenco planteó a los periodistas es “que no toquen a nadie, que sigan trabajando como están, y taxi que se vaya cayendo, taxi que vaya desapareciendo, y así se pueda bajar a un nivel adecuado que quizá sea seis mil taxis en la ciudad”.