•  |
  •  |
  • END

Los jubilados del Ministerio de Salud, continuaron ayer presionando para recibir unos ocho millones de córdobas, que corresponderían casi al 50 por ciento del pago de un plan de retiro que promovió por presiones del Fondo Monetario Internacional, la ex titular de Salud, Lucia Salvo.

Los ancianos debieron retrasar una reunión que sostuvieron en la sede de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, porque, según denunciaron, Iris Montenegro les negó el ingreso al local. Pero al ser consultada, Montenegro negó lo afirmado por los jubilados.

Los jubilados del Minsa, quienes trabajaron para la institución en Managua, Masaya y León, fueron retirados a través del Plan de Retribución Única Total y Definitiva que llevó a cabo el gobierno Bolaños, que implicaba el pago de 60 meses de salario, de los cuales sólo les entregaron 20.

”Nosotros nos sometimos a un plan de retiro en que sólo nos dieron 35 mil córdobas, pero la verdad es que nos correspondían 68 mil. Hemos pedido ayuda, pero no nos dieron respuestas”, afirmó Adolfito Lanzas, Presidente de la Junta Directiva de los ex trabajadores.

Los jubilados se organizaron nuevamente tras conocer que, hace algunas semanas, el procurador Hernán Estrada les resolvió la misma demanda a los jubilados del sector Salud de Carazo y Rivas.

Indicó que durante la Administración Bolaños fueron presionados para aceptar dicha indemnización, sin embargo, se dieron cuenta de que sus derechos laborales fueron violentados. “Somos más de 2 mil jubilados a los que nos incluyeron en un plan forzado de retiro”, expresó.