•  |
  •  |
  • END

Primera parte

Salvador Carlucci, el primer nicaragüense que recorrió América en moto, el año pasado, le dio la vuelta a Nicaragua en 14 días, y al ver sus paisajes, la pobreza de su gente, las regiones vírgenes, ríos, cañones y lagunas, una expresión resumió este viaje: “Nicaragua es una maravilla en agonía”.

El motorista, un nica-italiano, ha concebido la idea de asistir a la gente más pobres del interior del país, buscando motivar a las personas con recursos para este sueño. Por eso este periplo en aquellos sitios que, aunque bellos, no alcanzan en el mapa, mucho menos en las postales turísticas.


¿Cuántos días te llevó dar esta vuelta?
En total fueron catorce días. Tuve muchísima suerte con las pangas para moverme. A todos los lugares que llegué, al día siguiente conseguí una panga. En Makantaka hubiera podido perder cuatro días esperando, y en San Carlos otros dos días.


Danos los puntos de referencia que nos den una idea de este recorrido, de costa a costa, de Norte a Sur.

Hice un total de 2,596 kilómetros en moto y como 350 kilómetros en panga. De Managua subí a El Rosario en Chinandega. La punta del país en el Norte-Oeste. De allí fui a Bismuna Tara, la punta del país en el Norte-Este. Bueno, hasta donde se puede llegar en carretera. La verdadera punta sería Cabo Gracias a Dios, que queda a dos horas en lancha de Bismuna.

De allí bajé por la costa hasta llegar a Makantaka… luego en lancha por el río Grande de Matagalpa a Laguna de Perlas.

De Laguna de Perlas a San Carlos… y de ahí en panga a San Juan de Nicaragua. La punta del país en el Sur-Este.

De ahí de regreso a Managua. No fui a la otra punta Sur-Oeste, área de San Juan del Sur, porque ya he ido varias veces.


¿Qué más te impresionó?
La riqueza cultural y natural de nuestro país. Y el desastre de los gobiernos nicas, que sólo la han explotado para sacar ganancias a corto plazo. Buscan ganar/robar durante sus cargos políticos, pero no se preocupan en desarrollar planes a largo plazo. No tienen programas sostenibles.

Tenemos estas culturas miskito, mayangna, mestizos, europeos, creoles, etc... Nadie se preocupa en salvaguardar estas riquezas, sólo explotación. ¡(Luis)Somoza regaló a Honduras la parte al norte del río Coco, tierras y miskitos! Durante el invierno muchas comunidades no se pueden mover por caminos inundados, no tienen enfermeros y mucho menos médicos. No tienen tanques para recoger agua de lluvia, así que toman agua del río. Esta agua les deja el arroz amarillo cuando cocinan, y al saber cuántas enfermedades. Viven con pisos de lodo y plagas tipo malaria y dengue. Los comerciantes los revientan. No hablemos de la falta de medicinas…, ¡no existen! El gobierno sólo les da antimaláricos y acetaminofén.


De Bosawás va a quedar el recuerdo
Miré muchas reservas, ríos, lagunas que desafortunadamente las están destruyendo… se mira un despale impresionante. Boaco es ya un desierto. En el verano se mueren las vacas, los finqueros se están moviendo para la reserva de Bosawas, y allí también ya se ve mucho despale: la floresta tropical más grande al mundo al norte del Amazonas, dentro de poco será sólo un recuerdo.

En la parte de Makantaka/Alamikamba (La Cruz de Río Grande) hay un despale sin control increíble. Un concejal me dijo: “Mirá, los negocios se hacen en Bluefields, y los del Inafor no se preocupan por venir a chequear lo que sacan de madera”, y mucho menos darle seguimiento los programas de reforestación. A la reserva de la parte de río San Juan le están entrando por el norte, también despale, ¡robo!
Todo está más caro que en el Pacífico, sin que nadie les brinde educación, sin servicios de salud… y muchas veces no les llega ni ayuda. En comunidades tipo Kansas City no conocen las ONG porque la ayuda no llega hasta esos lugares… se queda parada en La Cruz de Río Grande.

Una muchacha salió conmigo de San Juan de Nicaragua (del Norte) e iba para Matagalpa, no sabía nada de la huelga del transporte… gastó dinero de la panga para nada. Hasta que ya estamos cerca de San Carlos nos dijeron de la huelga. ¡Increíble!