•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN

Los incendios forestales, detectados en la Región Autónoma del Atlántico Norte han arrasado con casi cinco mil hectáreas de bosque latifoliado en pie y el tumbado por el huracán Félix hace ocho meses, y la zona más afectada se encuentra entre Las Breñas y El Pollo, sitio entre Rosita y Puerto Cabezas.

El fuego en este lugar ha sido difícil de controlar, ya que las llamas se localizan en focos distintos y resultan insuficientes 200 personas que integran las brigadas contra incendios.


Difícil penetración
Además, el inconveniente para sofocar estos incendios son las áreas de difícil penetración, razón por la cual, las pocas pipas de agua enviadas no pueden llegar al lugar de las llamas, por lo que el fuego se propaga y amenaza con llegar a caseríos cercanos.

Unas 130 personas que viven en la comarca El Pollo, en cualquier momento podrían ser evacuadas para evitar tragedias humanas.

También se reportan incendios forestales en Waspado, cerca de Las Breñas, jurisdicción de Rosita, y en la entrada a Limbayca, del municipio Prinzapolka.


Necesitan tractores y mochilas
El jefe militar en Las Minas precisa que para controlar estos incendios forestales se requieren medios pesados, como tractores y palas, para despejar áreas y evitar que el fuego avance.

Y cada vez toma más fuerza la hipótesis de que estos fuegos son provocados por indígenas y mestizos, en respuesta a la negativa de aprovechar la madera caída en sus bosques privados y comunales, desde hace ocho meses.

Intentamos entrevistar al procurador ambiental en Las Minas, Julio Rodríguez Castillo, pero éste funcionario público se negó a dar declaraciones.