Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

La Coordinadora Nacional del Transporte solicitará a la Asamblea Nacional, introduzca una propuesta de ley para que los 20 centavos dólar que el presidente Daniel Ortega propuso para los transportistas por la vía de la reforma al Presupuesto General de la República, sea reorientado al transporte de carga.

“La idea es que la economía del país se estabilice, y principalmente que los precios de los productos alimenticios no sigan disparándose”, dijo ayer el presidente de la Cámara Nacional del Transporte, Andrés Lara, luego de que Roberto Delgadillo, presidente de la Asociación Nicaragüense de Transportistas, declarara la disposición del sector a someterse a los controles gubernamentales a cambio de ser beneficiados con la venta de combustible más barato.

Según Delgadillo, en la actualidad el traslado de mercadería por kilómetro cuesta un dólar con 35 centavos, pero la nueva tarifa lo incrementaría en unos ocho córdobas más. “De esa manera no se puede tener rentabilidad, el costo de operaciones es muy alto”, indicó.

Pero no sólo el combustible encarece la transportación de alimentos y mercadería, también el costo de las llantas, baterías y hasta el mismo vehículo. “Cada llanta cuesta ocho mil córdobas y el camión requiere de 10 llantas”, explicó.

Mesas departamentales y politizadas

Según la Coordinadora Nacional de Transporte, el gobierno nuevamente jugó con el sector, en tanto no instaló las mesas técnicas a nivel nacional, y dispuso que los transportistas acudieran ante los delegados departamentales del Ministerio de Transporte e Infraestructura, y en algunos casos a los secretarios políticos del FSLN, quienes son los responsables de las mesas técnicas departamentales.

Pero eso no es todo, Antonio Betanco, presidente de la Federación de Transporte Colectivo, señaló que en las mesas técnicas departamentales no sólo están los transportistas afines al gobierno, sino también delegados de los Consejos del Poder Ciudadano, lo que a criterio de los transportistas, perderá el sentido técnico para convertirse en un elemento político. “El gobierno quiere corromper el tema del transporte”, dijo Betanco.

Carta a Ortega

El dirigente de la Fetracolnic informó que demandaron al gobierno, a través de una carta, la instalación de las mesas técnicas a nivel nacional, “pero buscando aspectos técnicos” sobre el tema del transporte de carga y la falta de control de la distribución del combustible con el descuento.

No hay controles

Según los transportistas, cuatro días después de iniciada la venta de combustible con descuento, no existen mecanismos de control que garanticen que no se creará un “mercado negro”.

Según Jorge Vidal Real, un transportista de Granada, puede poner combustible en esa ciudad, pero al pasar por Masaya también puede llenar el tanque, y al llegar a Managua también puede comprar más combustible con descuento
Para Vidal Real, una forma de controlar la venta de combustible es a través de la tarjeta de operaciones y el establecimiento de cuotas en base a los recorridos establecidos para cada ruta. La otra posibilidad es que cada cooperativa instale su propia estación de abastecimiento.