•  |
  •  |
  • END

El Presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, reconoció anoche en San Ramón, Matagalpa, que el objetivo de su gobierno es recobrar el control de la distribución de energía para que pase “a manos de los nicaragüenses”.

El anuncio implica revertir la privatización con la cual se favoreció la transnacional española Unión Fenosa, que goza del monopolio de la distribución de energía.

Ortega incluso se mofó de la posibilidad de que la transnacional cobre un seguro internacional al ser obligada a abandonar el país. “Nos amenazan con una demanda, ¡Que nos demanden!”, dijo el mandatario, frente a productores locales reunidos en ocasión al lanzamiento oficial del ciclo agrícola.

“Unión Fenosa está en una guerra contra los nicaragüenses, cortando energía aquí y allá en todo el país”, dijo Ortega, quien también expresó que ha sido imposible llegar a un arreglo con la transnacional para que el Estado sea accionista y tenga un asiento directivo en la compañía “para vigilarlos”.

Ortega reafirmó el interés gubernamental de que Union Fenosa reconozca el valor de una deuda con el Estado mediante acciones de la distribuidora, pero dijo que ha sido imposible llegar a un acuerdo.

Una vez más, el mandatario aseguró que es gracias a las plantas eléctricas que generan 120 megawats de energía, que no hay apagones de doce horas a nivel nacional. “Es gracias a Dios y a la revolución bolivariana”, dijo.

También reveló que habrá financiamiento a los productores a una tasa del 8 por ciento, mediante créditos del Banco de Desarrollo del ALBA, Bandes, a ALBA-Caruna, una caja de ahorro y crédito privada.

Guerra de baja intensidad
Mientras tanto, Unión Fenosa y el gobierno sostienen una guerra de baja intensidad a través de sus declaraciones públicas.

Bayardo Arce, asesor económico del presidente Daniel Ortega, aseguró que el protocolo de entendimiento pendiente de firmar entre ambas partes, y en cual se establece la adquisición de hasta un 16 por ciento de las acciones de la firma española de parte del Ejecutivo, está estancado porque los ejecutivos de esa empresa no han respondido a la “versión final” enviada a Madrid.

“Estamos esperando respuesta de Unión Fenosa. Yo le envié al asesor económico del presidente de España, con quien firmé el acuerdo de participación societaria del Estado nicaragüense, la versión final del protocolo para que lo vieran con Unión Fenosa”, aseguró Arce. “Ayer me llamó el asesor económico, quien me pidió que le diera hasta la otra semana para ver qué le respondía Unión Fenosa, pero me informó que estaban reticentes”, dijo.

Fenosa devuelve pelota
Por el contrario, Jorge Katín, Gerente de Comunicaciones de Fenosa en Nicaragua, señaló hace poco que en España están a la espera de que el gobierno nicaragüense reaccione oficialmente para firmar dicho memorando.

“Lo que nosotros entendemos es que Madrid está esperando una reacción oficial del gobierno. Unión Fenosa Internacional mantiene su compromiso de firmar un protocolo, de acuerdo a los términos en que se firmó el acuerdo entre el gobierno de España y el de Nicaragua el pasado cuatro de abril (en España)”, dijo Katín.

Arce reconoció, sin embargo, que ambas partes cometieron un error durante la negociación, porque no se dejó constancia de cada acuerdo alcanzado en las reuniones.

“Y de repente Unión Fenosa aparece con una versión de los acuerdos que no coincide con la versión que tienen los técnicas de Energía de Nicaragua. Por eso, en la comunicación oficial que yo entregué al gobierno español a través de la Embajada, la minuta que entregamos va firmada hoja por hoja”, explicó.

“De tal manera, que es lo que permite a Unión Fenosa, decir qué cosas son las que a su juicio no son viables, o qué cosas deberían de introducirse para que las consideremos”, añadió.

Arce aprovechó la oportunidad para seguir criticando el servicio que ofrece la empresa distribuidora de energía eléctrica.

“Otro tipo de salida”

Dijo que si no se llega a un acuerdo en un tiempo razonable, tendrán que examinar “otro tipo de salidas”. “Unión Fenosa no está cumpliendo los términos del contrato que firmó cuando le dieron la concesión. No le está dando garantías a ningún generador como manda la Ley. No está pagándole a los generadores. Unión Fenosa por su cuenta anda haciendo apagones en los barrios, y eso no puede seguir”, afirmó.

“Me dijeron que iban a responder el martes”, concluyó.