•  |
  •  |
  • END

Mario Mora Vallecillo, secretario del sindicato “Sitradimex”, de la Dirección General de Migración y Extranjería del Aeropuerto “Augusto C. Sandino”, denunció el despido de 14 trabajadores --los últimos el 21 de mayo--, quienes recibieron sus cartas en las que les notifican la cancelación de contrato de trabajo.

Mora, uno de los despedidos, dijo que las cartas de despido de los trabajadores fueron firmadas por la teniente primero María Cristina Castillo, lo que considera una violación a la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa de la que son todos adscritos. Los ex trabajadores se desempeñaban como inspectores de Control Migratorio y Despacho Migratorio.

Igualmente, denunciaron violación al fuero sindical con el despido del secretario general del sindicato, y de los trabajadores firmantes del pliego petitorio del convenio colectivo.

En su denuncia afirman que fueron investigados por miembros de la Policía Nacional, vestidos de civil, quienes anduvieron en sus vecindarios y casas por órdenes del capitán Lenín Flores Alemán, de la delegación de Migración del Aeropuerto, quien después fue trasladado al puesto fronterizo de Migración de Peñas Blancas.

Tres semanas antes de haberles dado a leer y firmar el Código de Conducta, elaborado por el Ministerio de Gobernación, basado en la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa, y la Constitución Política de Nicaragua, para conocer los deberes y derechos de los trabajadores, fueron cancelados sus contratos.

Entre los despedidos se encuentran Mario Mora Vallecillo, Isidro José Alvarado, Miguel Alberto Mercado, José Daniel Moreira, Asdrúbal Alemán, Fanny Avellán, Jahaira Umanzor, Arely Altamirano, Gustavo Talavera, Francisco Porras, José Sánchez, Katerin Wallace y Noe Salatiel Martínez.

Los despedidos dieron a conocer que harán uso de los derechos que les confiere la Constitución Política y el Código del Trabajo, por lo que demandaran ante el Ministerio del Trabajo, el reintegro laboral de los 14 despedidos, por considerarlo injusto y no apegados a la ley.