Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Honduras aceptó ayer que Nicaragua prácticamente le “está comiendo el mandado” en el Mar Caribe. Autoridades de la Fuerza Naval de Honduras aceptaron que la Naval nicaragüense patrulla hacia arriba del paralelo 15 y al noreste del Mar Caribe, una zona aún no definida por la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El Heraldo había denunciado ese abuso en la primera quincena del mes de abril, cuando la Asociación de Pescadores habló con este rotativo y expuso la problemática.

El comandante de la Fuerza Naval de Honduras, Juan Pablo Rodríguez, declaró ayer que, “efectivamente, ellos (Nicaragua) están patrullando en esa zona… donde ni Honduras ni Nicaragua ni Colombia tienen nada definido”.

El militar recordó que se está pendiente de la resolución del conflicto que enfrentan Nicaragua y Colombia en esa región. La CIJ llamó a ambas naciones a dialogar sobre el tema. En caso de que no haya un acuerdo entre ambas partes, es probable que la Corte misma defina sus límites marítimos. La Corte definió, el pasado 8 de octubre de 2007, los límites entre Honduras y Nicaragua.

Prohibición
La Asociación de Pescadores sostuvo una reunión ayer con el canciller Edmundo Orellana; el comandante de la Naval, Juan Pablo Rodríguez y otros funcionarios de gobierno para pedirles una solución al problema.

Pero lo que recibieron los pescadores fue una prohibición del gobierno de Honduras para que no se atrevan a bajar de la línea puntuada que definió la Corte Internacional.

“Nos dijeron que si lo hacemos es por nuestro propio riesgo, y que allí no pueden dar seguridad”, contó Steven Guillén, miembro de la junta directiva de la Asociación.

El comandante de la Naval aceptó que esas fueron las indicaciones que les dio a los pescadores. “Si Nicaragua patrulla en esa parte del Caribe, ellos lo hacen sabiendo de sus responsabilidades”, dijo Rodríguez.

EL NUEVO DIARIO intentó conocer la versión del Canciller de Nicaragua, Samuel Santos, pero éste no brindó una respuesta.