•  |
  •  |
  • END

El gobierno y la empresa privada, principalmente junto a las diez empresas más poderosas de zonas francas del país, lograron un aparente entendimiento que incluye la promesa del primero de otorgar mayores incentivos.

El presidente Daniel Ortega dijo que coincidía con los empresarios en mejorar la calidad del empleo y la intención de aumentar el número de plazas, por lo que se comprometió a respaldar sus demandas.

Específicamente el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, señaló que tras la reunión de ayer, la Dirección General de Ingresos DGI, la Dirección General de Aduanas, DGA, y el Inatec establecerán acuerdos con las empresas para facilitar una mejor gestión ante sus oficinas.

No obstante, adelantó que dejaron pendiente concretizar una forma de consensuar la discusión del salario mínimo, debates donde el gobierno apoya a sus sindicatos afines.

Piden mayor reembolso al Estado
Las empresas de zonas franca que tienen un régimen especial en el que están exentas de algunos impuestos, entre ellos el Impuesto al Valor Agregado, IVA, fueron afectadas con las últimas reformas tributarias, aunque el gobierno les regresa un monto de hasta de 5 millones mensuales. Ayer los empresarios pidieron una mayor agilidad en los reembolsos, que según se quejaron tardan mucho en recibir.

Según Aguerri, desde 2004 el gobierno no está al día. El presidente Ortega les prometió un ágil mecanismo de entrega. Pero no fue todo, los empresarios también propusieron que la DGI disponga una cifra mayor a esos cinco millones de córdobas, teniendo en cuenta la devaluación del dólar frente al córdoba.

En ese sentido, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) presentará una propuesta al equipo que se creó en dicha reunión, y que está conformado por agentes del gobierno y la Corporación de Parques Industriales de Zonas francas.

Respecto al Inatec, solicitaron mayor presupuesto para las capacitaciones que demandan las compañías.

Censuran a Aguerri
Los acuerdos entre los empresarios y el gobierno fueron logrados en una extensa reunión de más de cuatro horas en las que como de costumbre sólo tuvo acceso la prensa oficial.

A los periodistas que cubrían el encuentro les llamó la atención la forma abrupta con que la estatal Radio Ya cortó la transmisión en el preciso momento en que el presidente del Cosep exponía las dificultades que están enfrentando los empresarios. Con el corte no hubo manera de monitorear lo expuesto por Aguerri, pues es la única estación radial con acceso a las reuniones públicas del presidente.

La transmisión volvió sólo cuando el presidente Ortega tomó la palabra y dio a conocer cómo su gobierno respondía a las demandas de la empresa privada.