José Adán Silva, Luis Galeano y Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) adjudicó la construcción de cuatro puentes en la ejecución de obras viales en la carretera Río Blanco-Puerto Cabezas, a la firma Empresa Industrial y Constructora S.A. (Sinergia), donde aparece como socio el ministro de Turismo, Mario Salinas Pasos.

EL NUEVO DIARIO investigó que las obras fueron otorgadas a finales del año pasado a Sinergia, bajo la modalidad de licitación pública, en concurso con otras empresas privadas. Esta información fue confirmada por Donaldo Guerrero Salinas, socio y ex presidente de la Junta Directiva de esa compañía.

Salinas Pasos es el dueño mayoritario de dicha sociedad, con el 51 por ciento de la acciones, según una certificación legal fechada el 13 de febrero de 2008, en poder de END.

Según Guerrero, la licitación se hizo cumpliendo con todos los aspectos legales, y se les aprobó un presupuesto aproximado de 80 millones de córdobas, para la construcción de cuatro puentes.

No obstante, para esa fecha, Mario Salinas era funcionario del Gobierno, lo cual violenta la disposición de Ley de Contrataciones del Estado, que prohíbe a los funcionarios participar como oferentes y contratistas en proyectos del Estado.

Sinergia está ahora a cargo de la construcción de los puentes Waspuk, Sullivan, Omizuwás y El Bambanita.

Desde mediados de la semana pasada, hemos intentado obtener una versión de Salinas sobre la participación de esta firma en este proyecto, y en el levantamiento de las casas “El Pueblo Presidente”, en la vieja Managua, pero no ha respondido a nuestros mensajes.

Obras ya comenzaron
Según la información oficial disponible en el sitio web del MTI, la inversión total de la obra para la reconstrucción de la carretera Río Blanco-Puerto Cabezas, suma 187 millones de córdobas y 5.5 millones de dólares, que incluyen la construcción de 16.1 kilómetros de carretera de concreto hidráulico y 11 puentes de doble vía.

Los proyectos, que se realizan a través del MTI, fueron financiados con una donación de 500 mil dólares y 187 millones de córdobas, del Reino de Dinamarca, a través del programa de Atención al Sector Transporte de la Agencia de Cooperación Danesa (PAST-Danida); y un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), al Gobierno de Nicaragua, por 5 millones de dólares.

Según una nota de prensa del MTI con fecha de 23 de abril, la Empresa Nicaragüense de Construcciones, adscrita a la Corporación de Empresas Regionales de la Construcción (Coerco del MTI), construye actualmente los primeros 2.1 kilómetros como tramo piloto, y ya empezó a aplicar la capa de concreto hidráulico de 350 kilogramos por metro cuadrado reforzado con material rocoso triturado.

La información indica que otros tramos de la carretera de concreto hidráulico están cercanos al empalme de Wanawana; por el puente Wilikito cercano a Siuna; y otros en la ruta a la comunidad de Banacruz donde se completan los 16.1kilómetros, que se calcula tendrán una vida útil de 20 años.

El MTI consideró que tras los devastadores efectos del huracán Félix, Danida no sólo agilizó su cooperación de 2007, sino que también adelantó la de 2008 y la de 2009 para aportar a los proyectos de reconstrucción en el sector transporte de Nicaragua.

Los puentes del proyecto son Baká, Talavera, Leimus No. 1, a cargo de la empresa Semco; Lacayo Fiallos S.A. construye Kulinwás, Yaranwás y Santa Rita.

A Sinergia le corresponde la construcción de los puentes Waspuk, Sullivan, el Omizuwás y El Bambanita.

Titular MTI: “Mario Salinas no tiene influencia”

Fernando Martínez, Ministro de Transporte e Infraestructura, reconoció en una breve entrevista vía telefónica a EL NUEVO DIARIO, la participación de Sinergia.

En un primer momento, rechazó que Mario Salinas --entonces funcionario de gobierno--, formara parte al mismo tiempo de Sinergia, cuando el MTI adjudicó el proyecto.

“Donde está (Sinergia) es en los puentes. Está, pero está con Danida, que es una donación de los daneses, y hasta donde yo tengo entendido, ya estaba separado Mario Salinas. Parece que ellos rompieron relación antes. Cuando participaron creo que Mario no estaba”, dijo Martínez.

Al señalarle que Donaldo Guerrero, socio de Salinas, confirmó esta información, se excusó diciendo que él no es investigador. “¿Qué voy a hacer? Si yo no soy investigador. Pero si la ley lo prohíbe, vamos a ver qué se hace. Yo no puedo andar investigando a medio mundo”, afirmó el ministro de Transporte.

Luego sostuvo que “Mario Salinas no tiene ninguna influencia en el MTI”.

López y Salinas quieren meter las manos en todo

EL NUEVO DIARIO reveló que Sinergia está trabajando con las empresas Tesa y Tecnosa, ambas asociadas al presidente de Petronic, Francisco López, en la construcción del proyecto de viviendas “El Pueblo Presidente”, que el Gobierno, ordenó construir en los predios del antiguo casco urbano de Managua.

Tanto Tesa como Tecnosa, vinculadas a López, han participado entre 2007 y 2008 como proveedores del Estado, inscritos en la Dirección General de Contrataciones del Estado del Ministerio de Hacienda, y han participado en varios proyectos del MTI.

Sinergia, Tesa y Tecnosa, junto a otras empresas nacionales inscritas en la Cámara Nicaragüense de la Construcción, han ofrecido en los programas del MTI para la ejecución de las obras del llamado Plan de Emergencia de la Red Vial Invierno 2007, para la reparación de las vías afectadas por las lluvias que azotaron el país durante 50 días, tras el paso del huracán Félix, en septiembre pasado.

Igualmente, las tres compañías señaladas han participado en los procesos de licitación de proyectos del Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav) para la reconstrucción y mantenimiento de más de mil kilómetros de vía con un presupuesto de 27.7 millones de córdobas.

Hasta ahora, se desconoce cuántas licitaciones se le han adjudicado a estas empresas.

Tanto el MTI como el Fomav solicitaron el año pasado permisos a la Contraloría para adjudicar de forma directa estas obras, argumentando la urgencia de reactivar la economía del país después del desastre de las lluvias.

Lo que dice la Ley

La Ley de Contrataciones del Estado, Ley 323, promulgada en 1999, estableció que no pueden ser oferentes ni suscribir contratos con el Estado: “El Presidente y el Vicepresidente de la República, los Ministros y los Viceministros, los Diputados a la Asamblea Nacional, los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y los del Consejo Supremo Electoral, el Contralor y el Subcontralor General de la República, el Procurador General de Justicia y en general cualquier Funcionario Público y las personas jurídicas en cuyo capital social participe alguno de los funcionarios mencionados en los incisos anteriores”.

Tampoco pueden “los parientes hasta el tercer grado por consanguinidad y segundo por afinidad, de los funcionarios cubiertos por la prohibición los que por efecto del ejercicio de su cargo tengan en su responsabilidad la ejecución de los recursos del Estado en actos de contratación”.

Así mismo, “las personas que hayan intervenido como asesores o participado en la elaboración de especificaciones, diseño de planos constructivos o presupuestos para la licitación objeto del contrato y quienes se encuentren suspendidos del Registro de Proveedores del Estado o que ni siquiera tengan el certificado”.