•  |
  •  |
  • END

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, dijo ayer no creer que el presidente Daniel Ortega haya tenido muchos contactos con Manuel Marulanda “Tirofijo”, del que ayer las FARC de Colombia confirmaron su muerte a través de un comunicado leído por Timoleón Jiménez, secretario de la guerrilla colombiana.

La reacción del edil se produjo a preguntas que le hicieron los periodistas, al participar en el Distrito II de Managua, en las inmediaciones del Ministerio del Trabajo, en lo que fue un certamen más del concurso “Quién tiene las bolas más grandes”.

Antes de finalizar la década de los 90, Daniel Ortega condecoró --en territorio colombiano no especificado-- a Marulanda, con la Orden “Augusto C. Sandino”, cuando el entonces gobierno de Colombia celebró una primera ronda de conversaciones con la FARC.

Dijo que “Tirofijo” --quien murió en brazos de su compañera de vida, según el comunicado de la FARC difundido por la cadena Telesur-- “era una persona mayor y tenía muchos años de estar en la guerra”, al tiempo que aseguró no saber si hay relación entre las FARC y el FSLN.

Son guerrilleros como fuimos nosotros

“Ellos --los de la FARC-- son guerrilleros como fuimos nosotros en el pasado”, dijo el edil, quien señaló que en Colombia hay un gran conflicto social, y ojalá que logren la paz, porque si no, se van a desangrar horriblemente en un país muy rico y muy lindo, y si logran ponerse de acuerdo (las partes en conflicto) lo pueden potenciar como un país del Primer Mundo”, dijo Marenco.

Marulanda dirigía las FARC desde hace más de 40 años. Fue visto por última vez durante las frustradas negociaciones de paz con el gobierno del presidente Andrés Pastrana (1998-2002). En la jefatura de la guerrilla colombiana fue designado Alfonso Cano.

Mientras tanto, el ex comisionado de paz, Camilo Gómez, dijo al telenoticiero Caracol, que aunque Cano es un hombre más político que militar, ‘’no necesariamente significa que vaya a facilitar las cosas’’, porque él busca ‘’más temas de doctrina y defensa de esas posiciones... posiblemente eso haga el proceso más difícil’’.

El analista político colombiano, Alfredo Rangel, consultado por Associated Press, dijo que la ‘’muerte de Tirofijo es como el puntillazo final de un proceso de debilitamiento muy grave que ha tenido las FARC en los últimos años’’. Cree que las FARC van a tomar otro ‘’rumbo, mucho más inclinadas hacia una negociación de paz con el Estado colombiano’’.

Marulanda, de 78 años, murió el pasado 26 de marzo víctima de un infarto. Fue un campesino que fundó las FARC en 1964, comandó un movimiento que llegó a tener unos 17,000 combatientes, pero que ahora se encuentra replegado en las selvas y montañas del país después de seis años de una fuerte ofensiva de las fuerzas militares colombianas que las han dejado con unos 9,000 combatientes.