•  |
  •  |
  • EFE

Pobladores del departamento hondureño de El Paraíso bloquearon el lunes la deteriorada carretera de esa región oriental del país, que comunica con Nicaragua, en demanda de que las autoridades reparen la vía.

Miles de manifestantes, según medios locales, se apostaron en un sector periférico de la ciudad de Danlí, unos 100 kilómetros al este de Tegucigalpa, para exigir al gobierno del presidente Manuel Zelaya que ejecute pronto las obras de reparación de la carretera.

La protesta fue organizada por autoridades municipales y organizaciones empresariales, de transportistas y populares, entre otras, de varias localidades de El Paraíso, fronterizo con Nicaragua, con el apoyo de la Iglesia Católica.

La carretera de oriente comunica con Las Manos, puesto fronterizo entre Honduras y Nicaragua; la protesta no ha afectado el tránsito por otra de las aduanas entre ambos países, Guasaule, en el departamento hondureño de Choluteca.

Firmarán compromiso

Fuentes del Ministerio de Obras Públicas, Transporte y Vivienda anunciaron en Tegucigalpa que se enviará una comisión para firmar un acta de compromiso con los manifestantes de El Paraíso.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Danlí, Miguel Berríos, dijo a periodistas que la carretera se encuentra en mal estado desde hace varios años y las autoridades "no hacen nada para mantenerla" en buenas condiciones.

El cura párroco de Danlí, Martín Pastrana, comentó que "las carreteras son las venas del desarrollo del país" y subrayó que El Paraíso "merece una mejor carretera".

El mal estado de ésta y muchas otras carreteras de Honduras ha sido denunciado constantemente por la prensa local, que también ha revelado actos de corrupción en el otorgamiento de contratos para la reparación de algunas vías.

Uno de los hechos denunciados es que se dieron contratos a falsas empresas constructoras propiedad de personas allegadas al gobierno de Zelaya, que nunca ejecutaron las obras.