•  |
  •  |


66 estaciones de servicios “recibieron sorpresivamente” la visita de los técnicos del Instituto Nicaragüense de Energía como parte de una inspección nacional. A 24 de ellas se les encontró despachando fuera de la normativa permitida por el ente regulador. Ocho fueron multadas por reincidentes y 16 fueron amonestadas.

“Gracias a las compra de nuevos equipos se llevó a cabo esta inspección…”, dijo David Castillo, director INE.

Las multas aplicadas variaron entre los 10 mil y 15 mil córdobas por cada estación inspeccionada. El “Plan Sorpresivo” determinó que  las pérdidas económicas que sufría la población repercutían mayormente en la compra por galón.

La normativa ministerial “los surtidores de las estaciones de servicios deben estar debidamente calibrados de tal manera que los volúmenes de combustible liquido despachados no excedan el rango de variación que es de 80 mililitros por cada 19 litros” servidos.

Castillo aseguró que las inspecciones a las gasolineras continuaran en los próximos días.