•  |
  •  |

Con una inversión aproximada de 12 millones de dólares la aerolínea TACA dio a conocer la adquisición de un simulador de vuelo A 320 y la creación de un centro de capacitación para sus pilotos.

Este esfuerzo consolida los programas de desarrollo y profesionalización del recurso  humano de la compañía, fortalece  sus planes de seguridad aérea  y se mantiene a la vanguardia en el uso de tecnología de punta para sus operaciones dijeron sus representantes en conferencia de prensa en el aeropuerto de El Salvador.

Con este simulador de vuelos, los aspirantes a primeros oficiales (copilotos)   de TACA deben haber cubierto un mínimo de 1,200 horas de vuelo, tener licencia de vuelo comercial, multimotores y de instrumentos de vuelo. Adicionalmente,  deben pasar exámenes psicométricos, técnicos, de polígrafo y de drogas, entre otros.
 
Una vez contratados, se someten a un entrenamiento intensivo en TACA, que dura aproximadamente 6 meses, el cual incluye inducción a las políticas de vuelo de TACA,
entrenamiento de sistemas de la aeronave, entrenamiento en simulador de vuelo; chequeos de proeficiencia en simulador, obtención del Special Purposes de la Federal Aviation Administration   (FAA) de Estados Unidos;  entrenamiento inicial de vuelo y chequeo final en vuelo.

En cuanto a los capitanes,  para poder ascender a esa posición, requieren de un mínimo de 3,000 horas de vuelo como experiencia mínima en el A320.

Ello también fortalecerá la seguridad de los pasajeros, lo cual es prioridad para TACA.

 Para el Lic. Roberto Kriete, Presidente de la Junta Directiva y CEO de TACA, el "Centro de Capacitación de Pilotos es la culminación de uno de los proyectos más importantes de la empresa, ya que  consolida las  metas de desarrollo y profesionalización de su recurso humano, fortalece sus planes de seguridad aérea y se mantiene a la vanguardia en el uso  de tecnología de punta para  sus operaciones. Además, es un proyecto que nuestros pilotos merecen".

TACA comprará el simulador a  Mechtronix (MSI), una compañía con sede en Montreal, con 20 años de experiencia en la tecnología de entrenamiento para pilotos;  y ventas recientes de simuladores  a Lufthansa Flight Training.