Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ

El INE sancionó con cierre de tres días a la gasolinera Shell de Estelí, pero el administrador afirma que apelará conforme a la ley y considera que la medida es desproporcionada.

Funcionarios del INE ripostan que la mencionada estación es reincidente y que ya en otra ocasión le aplicaron una multa de doce mil quinientos córdobas. Entre las normas incumplidas figuran la transgresión de la medida exacta a los conductores y transportistas que compran en la estación sancionada, la que ahora luce una cinta que anuncia al público la sanción impuesta.

El concesionario, ingeniero Abraham Mairena Dávila, al cuestionar la sanción, dijo que si bien es cierto una manguera del servidor número uno presentaba problemas, ésta ya se encontraba en proceso de reparación. Cada servidor cuenta con un par de mangueras, es decir, con dos abastecedores de los distintos combustibles que vende la estación gasolinera, que sólo una de éstas es que tenía problemas, y que cuando legaron los inspectores del INE --por cierto el sábado 24 de mayo--, la misma se encontraba cerrada, según dijo Mairena, para quien no hubo dolo ni malicia en el problema detectado.

Según declaraciones de los trabajadores de la estación gasolinera, desde el jueves por la tarde detectaron anormalidad en cuanto a las medidas de peso, y por ello inmediatamente cerraron la manguera del servidor que presentaba problemas. Mairena mostró copias de los documentos en donde demuestran que en al menos en cuatro ocasiones han sometido a tareas de mantenimiento una de las dos mangueras de uno de los servidores.

Además, se mostró molesto porque a nivel general en los medios de comunicación se ha informado que en esa estación de venta de combustible, daban menos de las medidas establecidas, aseveración que para él es temeraria, porque las veces que los equipos no están calibrados de la forma como indica el INE, de inmediato cierra el servidor.