Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

El abogado Israel Zelaya Rivas, quien está suspendido en el ejercicio de la profesión por haber participado en la sustracción de 609 mil dólares de una cuenta de la Corte Suprema de Justicia, se declaró enfermo de la próstata para no comparecer a la cita que tenía ayer en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias de Managua, donde tiene pendiente acusación por estafa y estelionato.

Zelaya presentó una constancia médica que indica su dolencia y le extiende 20 días de reposo, por lo que será citado por quinta vez para audiencia oral y pública.

Ricardo Ramírez, representante legal de la víctima, Abraham Josué Mendoza Arias, de 24 años, explicó que en cada una de las cuatro veces que la juez ha citado a Zelaya Rivas, éste presenta una justificación. Mendoza Arias es uno de los afectados que manifestó haber pagado 193 mil córdobas por la compra de dos microbuses que resultaron robados.

Pese a la queja del abogado, ni él ni la Fiscalía solicitaron a la judicial que lo declare en rebeldía, como ocurrió con Leonardo Rivas y Martha Carolina Rivas, quienes tienen orden de captura desde el 19 de mayo porque hicieron caso omiso al llamado que les hizo la Juez Sexto Penal de Audiencias de Managua, Gertrudis Arias. Los Rivas también fueron acusados de vender los vehículos robados.

Junto al abogado Zelaya y a los prófugos, está acusado por estafa y estelionato Milton Andrés Urbina Gaitán, de 32 años, quien enfrentará juicio este primero de julio, pero mientras llega esa fecha deberá viajar todos los martes de Masaya a Managua para firmar la ficha de control de procesado y por ningún motivo podrá salir de Nicaragua.


Empresa de turismo fantasma
Según el abogado de la víctima, todas estás personas presuntamente son parte de una red organizada que operaba en todo el país mediante una empresa de turismo “fantasma”, que les sirvió para alquilar en Masaya 17 microbuses que luego vendieron como propios.

Según la acusación, en septiembre de 2007, Milton Urbina se presentó con Leonardo y Martha Rivas a la casa de la víctima en Campo Bruce para ofrecerle en venta dos microbuses que adquirió por 90 mil y 103 mil córdobas, respectivamente, pero poco después la Policía de Masaya se los ocupó porque eran robados.


“Limpian” robo de vehículos
El denunciante dijo en la Policía que los vendedores lo engañaron presentándoles testimonios originales de compra venta de los dos vehículos, escrituras que fueron elaboradas por el abogado Israel Zelaya Rivas.

Mendoza Arias explicó en la Policía que al hacer sus investigaciones se enteró de que el abogado y notario Israel Zelaya fue suspendido en el ejercicio de la profesión hasta 2009.

En la declaración que Zelaya brindó a la Policía, la que rola en las diligencias policiales del caso, éste reconoció que elaboró las dos escrituras de compra venta de vehículo porque Leonardo Rivas se lo solicitó y le pagó honorarios por el orden de los mil córdobas.

Dijo que después se enteró, por medio de las noticias, de que la hija de Rivas estaba implicada en robos de varios microbuses.