•  |
  •  |



Con la finalidad de crear un espacio de reflexión alrededor de la crisis alimentaría, el Fondo Cristiano Canadiense para la Niñez y sus diez organizaciones contrapartes en Nicaragua, discutieron las medidas que deben aplicarse para enfrentar la problemática.

La organización canadiense trabaja en 20 comunidades más pobres de Managua, Estelí, Madriz y Masaya.

En estas conocen que de las diez mil familias cada vez acceden menos a los alimentos por estar caros. Esto está causando aumento en los niveles de desnutrición, principalmente en los niños donde de cada cuatro, uno sufre desnutrición crónica. “Un niño que no come”…

UNICEF advirtió que unos 300 mil  niños en Etiopía morirán de malnutrición este año si no se aporta la ayuda necesaria para llevarles alimentos. El Fondo Cristiano Canadiense para la Niñez advierte que Nicaragua sino quiere enfrentar una situación similar, debe producir más granos básicos y asegurar una mejor distribución de éstos. “Hay testimonios…se hace dificíl…”.

Entre las alternativas en las comunidades el Fondo Cristiano Canadiense  impulsa educación con las familias de cómo invertir mejor sus recursos en adquirir los suficientes alimentos que garanticen la nutrición.

La crisis alimentaria fue discutido por el organismo con sus contrapartes en Nicaragua quienes ejecutan su programa de desarrollo comunitario.