Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

LEÓN

Una docena de morteros granadas de 82 milímetros con todos sus accesorios fueron encontrados semienterrados este fin de semana en el patio de la delegación policial sectorial ubicada en el barrio de Sutiaba, en el municipio de León.

Al darse cuenta del hallazgo de los explosivos, los vecinos del lugar manifestaron preocupación y solicitaron a las autoridades que inicien una minuciosa inspección en la propiedad para descartar el descubrimiento de nuevos artefactos explosivos.

Los doce morteros fueron custodiados por la Policía y entregados al Ejército para su posterior destrucción.

El subcomisionado Luis Espinosa Umaña, responsable de la Dirección de Armas, Explosivos y Municiones, DAEN, en la Policía de León, explicó que para continuar las investigaciones en el lugar, realizarán una búsqueda para detectar más municiones con un equipo de especialistas del Ejército Nacional.

La delegación policial de Sutiaba funcionó como una unidad militar del Ejército en los años 80, y las autoridades no descartan encontrar más explosivos enterrados.

Señaló Espinosa que las bombas fueron encontradas fácilmente en el patio de la propiedad, porque después de varios años de permanecer enterrados, las lluvias ocasionaron erosión del suelo, y fue por esa razón que se logró ver los morteros a ras de la tierra.

De acuerdo con el oficial, la población leonesa debe estar tranquila porque los explosivos ya están en manos de profesionales, “no existe peligro mientras no se realice una manipulación de los mismos, por fortuna fueron encontrados y serán destruidos en los próximos días”.

La Dirección General de Bomberos también se hizo presente en el lugar del hallazgo y participó de la destrucción de mil 321 bombas de fabricación artesanal ilegal que fueron decomisadas en meses anteriores a distintas personas, entre ellos, a propietarios de pirotecnias y a comerciantes de pólvora.