•  |
  •  |
  • END

La violencia que sufren mujeres, niños y adolescentes en nuestro país debe ser declarado un problema de salud pública, afirmaron funcionarias del Ministerio de Salud, Policía Nacional y Procuraduría de la Mujer. Ayer se celebró el Día Internacional por la Acción de la Salud de la Mujeres, sin embargo, movimientos feministas expresaron que no hay nada que celebrar.

Este año se aumentó el número de casos de violencia intrafamiliar, sexual y psicológica, en comparación con el año pasado. A la fecha, 22 mujeres han sido asesinadas, pero estas cifras corresponden sólo a casos denunciados en la Policía, lamentó la comisionada Mercedes Ampié, Jefe de la Comisaría de la Mujer.

La Dirección General de Vigilancia para la Salud, del Minsa realizó el estudio “Situación Epidemiológica de Lesiones 2007-2008”, el cual reveló el incremento de la violencia en nuestro país.

Cuatro hospitales del país reportaron mil 398 lesiones en 2007, y en el primer trimestre del año se han reportado mil 861 casos. La violencia sexual subió de 47 a 70 casos.

La jefa de la Comisaría de la Mujer informó que en 2007 se reportó 91 mil 536 casos de violencia intrafamiliar, pero sólo siete mil 325 fueron remitidos al sistema judicial y siete mil 122 al Ministerio Público.

En cuanto a la violencia sexual se ha denunciado mil 356 violaciones, 682 estupro, 567 abusos deshonestos, 425 casos de acoso sexual, 22 incestos y 456 raptos. Ampié afirmó que se incrementó el uso de armas de fuego, y eso es preocupante, ya que el hombre que amenaza de esa forma está dispuesto a matar.

RAAS y Carazo

Wendy Idiáquez, representante del Minsa indicó que la Región Autónoma del Atlántico Sur --en especial Bluefields-- y Carazo reportan los mayores índices de violencia intrafamiliar.

“La población más vulnerable se encuentra entre 15 y 45 años, y el mayor porcentaje corresponde a la mujer y niños”, dijo Idiáquez. Comentó que la violencia sexual se incrementó en Carazo, RAAS, RAAN, Río San Juan, Jinotega y Matagalpa.

Según la Dirección de Vigilancia para la Salud del Minsa, el repunte de violencia se da los fines de semana, y aumenta el domingo.

Mujeres piden parar ola de violencia

La Procuradora de la Mujer, Débora Grandinson, hizo un llamado a parar esta ola de violencia contra la mujer y la niñez, declarándola como un problema de salud pública.

Organismos defensores de los derechos humanos y feministas realizaron distintas actividades a nivel nacional, demandando la restauración del aborto terapéutico y la concienciación sobre la espiral de violencia que afecta a la sociedad y sobre todo a la mujer.