•  |
  •  |

Los cuerpos de Defensa Civil (DC) del ejército de Nicaragua comenzaron este jueves a evacuar a las comunidades situadas en las costas del Pacífico que se encuentran bajo la amenaza de la tormenta Alma, que se podría convertir en huracán, informó una fuente oficial.

Las primeras 1.000 personas fueron evacuadas en Puerto Sandino, la segunda salida de importancia del Pacífico nicaragüense, 70 km al oeste de la capital, así como en otras localidades costeras como Poneloya y Salinas, afirmó el jefe de DC, coronel Mario Perezcasar.

El ejército movilizó más de 3.000 soldados para apoyar las operaciones de asistencia y auxilio a la población en cuatro departamentos del Pacífico: Chinandega, León, Managua y Carazo que han sido alertadas con alerta amarilla por la eventual entrada de un ciclón, indicó.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió este jueves la posibilidad de que la tormenta tropical Alma se convierta en huracán en las próximas horas, afectando directamente al occidental departamento de León, con salida al mar.

Se estima que en León viven alrededor de 45.000 personas en zonas de alto riesgo en 127 puntos críticos, a los que se recomiendan buscar lugares seguros, señaló el coronel Perezcasar.

Otras medidas de prevención adoptadas por la autoridades son suspender la navegación en toda la región del pacífico y las clases en los cuatro departamentos con alerta amarilla, a fin de que los centros sean utilizados como albergues.

Perezcasar reconoció que la alerta de huracán que el Centro Nacional de Huracanes de Miami envió supuestamente a Nicaragua es "atípica", porque estos fenómenos rara vez golpean en el mes de mayo y por el Océano Pacífico.