•  |
  •  |

El vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, abogó ante el Procurador General de Justicia, Hernán Estrada para que reciba el próximo martes al grupo Barceló de Montelimar embargado mediante un secuestro en los primeros días del presente mes.

El vicemandatario se comunicó con el representante legal del Estado después de recibir este jueves la visita en su despacho de los directivos del grupo empresarial y su representante legal el doctor Tomás Delaney.
 
Delaney expresó a EL NUEVO DIARIO que el "Número 2" del Ejecutivo está tratando de entender la situación "el que nos escuchó y ofrece sus buenos oficios para tratar de resolver el problema".

El representante legal de Montelimar explicó que la situación del grupo es que está ampliando sus operaciones en Nicaragua porque extenderá sus servicios en Managua ,a partir de noviembre próximo, a través de un segundo hotel, "pero lamentablemente con esta ampliación de operaciones coincide un secuestro de parte del gobierno del que todavía no estamos claros a que se debe".

"Suponemos que es una posición del gobierno que cree que Barceló debe una parte, pero el grupo empresarial español dice que no por que todo se pagó y  esperamos que nos den la oportunidad de que eso se aclare”, manifesto Delaney.

Los directivos del grupo que se reunieron con el vicemandatario fueron Juan José Rivas, director de Barceló para Centro y América del Sur y Walter Martino, gerente general del hotel de Montelimar.

Morales Carazo al ser consultado por END respondió que el grupo Barceló a nivel mundial tiene más de 42 mil habitaciones y en Nicaragua con el nuevo hotel que van a operar en Villa Fontana y con el de Montelimar sumaron 500 habitaciones.

"Nosotros tenemos el mayor interés que ellos (el grupo Barceló) amplíen sus operaciones que sin lugar a dudas es la cadena hotelera que no solo tendrá un hotel de negocios en Managua, sino que es la que tiene el hotel más grande en las costas con carácter de desarrollo turístico", aseguró el vicemandatario.

Morales Carazo indicó que se han planteado algunas interpretaciones de las que se pretende se aclaren, a corto plazo, en una forma razonable entre la Procuraduría General de Justicia y la cadena hotelera por causas en las que hay ciertas oscuridades, pero lo más importante es que se sienten a dialogar ambas partes.

"Creo que si conversan las partes y se aclaran las diferencias, esto creo que será como una piedra en el camino", expresó Morales Carazo, quien aseguró que el grupo Barceló nunca ha pensado en retirarse de Nicaragua por el secuestro que le aplicó el Estado.