•  |
  •  |


La tormenta tropical Alma, primera de la temporada, provocó torrenciales lluvias el jueves en Costa Rica y Nicaragua, donde dejó un muerto, y avanzaba en horas de la noche hacia Honduras, que tiene alerta declarada en cinco departamentos, incluida la capital.

Las autoridades nicaragüenses reportaron al menos un pescador muerto en el Pacífico, así como localidades y carreteras anegadas, cortes de energía y voladuras de techos en Puerto Sandino y en otras comunidades costeras de Nicaragua, a causa de las intensas lluvias y fuertes vientos provocados por Alma.

Los grupos de socorro anunciaron que el trecho de la carretera Panamericana que une los departamentos de León y Chinandega (noroeste) está anegado y con postes del tendido eléctrico caídos en algunos cruces del camino.

Los cuerpos de Defensa Civil (DC) del ejército de Nicaragua evacuaron en horas de la tarde a unas 1.000 personas en Puerto Sandino, la segunda salida de importancia del Pacífico nicaragüense, 70 km al oeste de la capital, así como en otras localidades costeras como Poneloya y Salinas, afirmó el jefe de DC, coronel Mario Perezcasar.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió en un comunicado del peligro de deslizamiento de tierras en las faldas de la cordillera volcánica del noroeste y en el sur del país.

Las "lluvias intensas y prolongadas pueden tienen el potencial de desencadenar deslizamientos de tierra y flujos de escombros en las zonas con mayor pendiente, especialmente en los volcanes", según la nota del Ineter.

Las zonas de riesgo "están ubicadas en el volcán El Chonco, San Cristóbal, Casita, Telica, Momotombo, Mombacho" en la cordillera que cruza la zona del Pacífico nicaragüense y en el volcán Concepción y Maderas, situadas en la isla de Ometepe, en el Lago Cocibolca, en el sur de Nicaragua.

Entretanto, en Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) anunció la necesidad de evacuar cerca de 300.000 personas de zonas de riesgo en cinco departamentos.

"Unas 600 mil personas habitan en las zonas de riesgo de cinco de departamentos, de donde habría que desalojar a unas 300 mil ", informó el jefe de operaciones de Copeco, Randolfo Fúnez.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) de Honduras había anunciado a media tarde el paso de Alma a huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, con vientos superiores a los 120 kph, pero luego volvió a degradarse a la categoría de tormenta.

"Alma se encuentra 83 kilómetros al sur de la ciudad de Choluteca (en el oceáno Pacífico), con vientos de 100 kph y ráfagas de hasta 165 km/h, y sigue siendo muy peligroso", declaró a la AFP el experto del SMN Alfredo León Flores, a las 17H00 locales (23H00 GMT).

En El Salvador y Guatemala las autoridades se mantenían en alerta, siguiendo la evolución del meteoro.

En Costa Rica, frente a cuya costa Pacífica, se formó Alma en las primeras horas del jueves, fueron evacuadas 860 personas y 149 viviendas inundadas por las fuertes lluvias.

A pesar de que la primera tormenta tropical del año "tiende a debilitarse" mientras se aleja del territorio costarricense, "los daños en la infraestructura vial y en las viviendas aumentan conforme pasan las horas", aseguró la CNE en su último boletín.