•  |
  •  |


La tormenta tropical “Alma” llegó a las ocho de la noche a Honduras con la misma fuerza con que abandonó Nicaragua, según el último informe del Centro de Huracanes de Estados Unidos, donde se suspende la alerta de posibles inundaciones, aludes, daños a la infraestructura y fuertes vientos para Costa Rica, pero se mantiene en el caso de estos dos países y El Salvador.

Knabb Blake, pronosticador de turno del Centro de Huracanes de Estados Unidos, destaca en su informe que “Alma continúa siendo una tormenta tropical y entra a Honduras con el mismo potencial con que abandona Nicaragua, con intensas lluvias y grandes probabilidades de inundaciones”.

En este informe escrito presentado en el sitio web oficial, Blake suspende la advertencia de tormenta tropical emitida para la costa del pacífico de Costa Rica, y la mantiene para todo lo largo del pacífico de Nicaragua, Honduras y El Salvador.

Según el reporte, Alma ahora está localizada en la punta del sur de Honduras, a 75 kilómetros de Tegucigalpa y 220 kilómetros al este de El Salvador.

En el pronóstico subraya que durante todo el jueves la tormenta se mantendrá en Honduras y se espera que al amanecer del viernes llegue a Guatemala y Belice.

“Los vientos máximos disminuyeron y ahora se reportan ráfagas con una velocidad de hasta 75 kilómetros por hora. No obstante, el efecto de estos vientos se sigue sintiendo en un radio de 55 kilómetros”, agrega en el sexto informe acerca de Alma.

Explica que las precipitaciones dejadas por la tormenta se estiman hasta en 750 milímetros de agua (29.53 pulgadas), y de continuar este ritmo, se podría ampliar la advertencia de aludes e inundaciones.