•  |
  •  |
  • AFP

Unos 13 mil nidos de tortugas marinas del refugio de vida silvestre Chacocente, en las playas del Pacífico sur del país, fueron arrastrados y destruidos por las corrientes durante las intensas lluvias de octubre pasado.

Se estima que dentro de los nidos había más de un millón de huevos de tortugas, de los cuales se esperaba medio millón de nacimientos este mes, dijo el delegado del Ministerio del Recursos Naturales y del Ambiente (Marena), Mario Espinoza.

Las corrientes también ensuciaron las playas con basura y otros desechos que brigadas estudiantiles de la Universidad Nacional Agraria (UNA) comenzaron a limpiar el fin de semana, para contribuir con la próxima llegada de tortugas a desovar.

A las costas del Pacífico y Caribe de Nicaragua llegan a desovar varias veces por año tortugas de paslama, verde, laúd o Tora, Carey y la Cabezona también conocida como tortuga Caguama.