•  |
  •  |
  • END

La tormenta Alma causó ayer los primeros estragos en casi todo el territorio nacional, con muertes, familias evacuadas, casas semidestruidas, municipios aislados, celebraciones tradicionales suspendidas y temor en poblaciones enteras que están a merced de las lluvias sin servicios básicos en algunos casos.

En Masaya, más de 50 personas fueron evacuadas por inundaciones en sus viviendas y trasladadas a dos centros de albergue, donde los evacuados pidieron al Gobierno local comida y sábanas porque sus pertenencias se encontraban mojadas y no tenían dinero para comer.

Diez familias del Reparto Adelita No. 1 del municipio de Granada fueron evacuadas la tarde de ayer por miembros del Cuerpo de Bomberos de La Villa, y más de una decena de barrios sultanecos resultaron inundados a causa de las fuertes correntadas.

El jefe de bomberos, comandante Roberto Lanzas, manifestó que la mayoría de los evacuados se trasladaron a casas de familiares, pero que dos adultos e igual número de niños tuvieron que ser albergados en la Escuela “Lorenzo Guerrero”.

Daños en Diriomo y en Nandaime

Entre los barrio más afectados por las lluvias, además del Reparto Adelita Nos. 1 y 2, se encuentran Campo de Aterrizaje, las tres etapas del “Julián Quintana”, “Cleto Ordóñez”, La Islita, Villa Esperanza, La Ceiba, El Domingazo y Villa Sultana, todos del municipio de Granada.

Sin embargo, la delegada del Ministerio de Gobernación y presidenta del Comité Departamental para la Prevención de Desastres (Codepred), Martha Beatriz Alemán, expresó que los municipios de Diriomo y de Nandaime también fueron afectados.

En el caso de Dirimo resultaron inundados los barrios “Ricardo Rivera” y la comarca El Guayabito, y en lo que respecta a Nandaime, el Ochomogo se desbordó en la Carretera Panamericana y en el punto conocido como Río Medina.

A causa de ello, quedaron incomunicadas las comarcas Escalante, Paso Real, Los Jirones, El Jabillo, Mata de Tule y Río Blanco, entre otras.

Apagoncito en Jinotepe

En el departamento de Carazo, las lluvias disminuyeron después de 48 horas continuas de precipitaciones, pero las afectaciones son cuantiosas.

Miembros del Cuerpo de Bomberos Voluntarios confirmaron que en el sector conocido como El Guacimito, entre San Marcos y Masatepe, 12 viviendas recibieron el impacto de las lluvias y 34 personas --en su mayoría mujeres y niños-- fueron evacuadas a sitios seguros.

En Diriamba también se reportan inundaciones en el sector aledaño al Hospital del Maestro, donde tres familias fueron evacuadas y cinco viviendas resultaron afectadas.

San Juan del Sur incomunicado

En Rivas, desde la tarde del miércoles, las lluvias no cesan , y el municipio de San Juan del Sur está incomunicado, ya que las fuertes correntadas cortaron el tráfico por los puentes Cebadilla y El Capulín, ubicados en el tramo de carretera que une el empalme de La Virgen y el casco urbano de la ciudad turística.

Lo mismo ocurrió con la Isla de Ometepe, donde la Fuerza Naval, prohibió la salida de las embarcaciones que cubren la ruta San Jorge-Moyogalpa.

Mientras tanto, 150 familias que viven a orillas del río Ochomogo se veían amenazadas porque las aguas estaban a punto de salir de su caudal, por lo que se estudiaba la posibilidad de que pasaran la noche en el Instituto “Benjamín Zeledón”, de Potosí, o en la cancha multiuso.

De igual manera, se informó que en Tola habían quedado aisladas las comunidades de El Caimito, Sánchez 1 y 2, y Pansuaca, debido al desborde los ríos Nancimí, y Sánchez.

Otros daños ocasionados por las lluvias fueron detectados al sureste del municipio de Cárdenas, donde el río Mena cortó la desastrosa carretera que une el casco urbano con las comunidades de El Tablón, Zapotillo, Orosí y Los Ángeles.