•  |
  •  |

La espiral alcista que en las últimas tres semanas dejó precios récord para el gas licuado y el kerosén, este domingo siguió su tendencia, pero degeneró en el encarecimiento de la leña y una sustancial reducción en el tamaño y grosor de la tortilla que se vende y consume en los barrios capitalinos.

Sofía Moreno, vendedora de leña del barrio Los Ángeles, comentó que el manojo subió de precio en más de un córdoba en los últimos dos meses. “Antes costaba un córdoba con 50 centavos y ahora el manojo te cuesta entre 2.50, tres córdobas y hasta 3.50”, señaló.

Moreno se mostró preocupada porque estas alzas han provocado que bajen las ventas. “Antes me vendía 30 manojos de leña diarios y ahora no llego ni a los cinco… la gente parece que ya no tiene dinero para comprar”, señaló.

Reducen tamaño y grosor

Algunas vendedoras de tortillas explicaron que, frente a esta espiral alcista en el precio de la leña, han decidido reducir el tamaño y grosor del producto para mantener invariable el precio unitario.

“Algunos compradores se quejan del tamaño o grosor, pero a pesar de eso, las ventas se han mantenido”, dijo María Eugenia Zamora, dueña de un puesto de venta de tortilla en el barrio Los Ángeles.

“Hace dos meses compraba el manojo de leña en dos córdobas y ahora lo compro en tres córdobas con 50 centavos. También el saco de Maseca de 50 libras ha aumentado. Ahora lo compró en 252.50 córdobas, y antes valía menos de 200”, agregó la señora mientras atizaba el fogón.

Doña Blanca Galeano también vende tortillas en el mismo barrio. Dijo que hace tres meses todavía vendía tres tortillas por dos córdobas, “pero ahora las estamos dando a un peso, porque no se puede más con tanta subida de precios”.

“Los vendedores de leña nos dicen que ahora es difícil traer la leña a Managua, porque se les moja. Además, porque las leyes están mas duras y que por eso ahora el producto está más caro”, dijo Juana Urbina, quien ayer por la tarde preparaba la masa de las tortillas que hoy venderá en el anexo del barrio “Pedro Joaquín Chamorro”.

“Estamos hechos leña con este Gobierno”, dijo el taxista Rodrigo Rosales, quien ayer buscaba combustible en la gasolinera Shell 27 de Mayo, pero evitó comprar al ver los nuevos precios, que también reflejan aumentos sustanciales.

Precios récord en combustibles

Los técnicos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) ayer iniciaron su tradicional monitoreo de precios en 76 gasolineras de Managua, y en su informe destacan que “ésta es la cuarta semana que todos los precios de los combustibles de automotor suben”, y ahora, las gasolinas y el kerosén registran nuevos precios récord en varias estaciones ubicadas en la periferia de la capital.

El precio más alto que se había registrado en Nicaragua para el litro de gasolina Premium o Súper --el más costoso de todos los combustibles-- se reportó en la última semana de mayo pasado, cuando se cotizó hasta en 20 córdobas con 24 centavos. Todavía el pasado sábado costaba un centavo menos, pero el domingo superó esta barrera.

Lo mismo sucedió con la gasolina regular, cuyo máximo era de 19 córdobas con 32 centavos. Sólo el kerosén hace historia, pues ahora lleva tres récords nacionales consecutivos en sus últimas semanas.

Los técnicos del INE ayer revelaron que el precio del litro de combustible poco a poco se acerca a la barrera de los 21 córdobas, y no descartaron que sea superada, pues todavía les falta revisar algunas estaciones hoy por la mañana.

Explicaron que el ente regulador presentará este informe hoy por la tarde, cuando anuncie los precios promedio, mínimos y máximos que reflejan las estaciones a nivel nacional para los cuatro derivados del petróleo, cuyo precio internacional se mantiene por encima de los 95 dólares por barril en el índice de referencia para Nicaragua (Nymex-WTI-Texas).