•  |
  •  |
  • AFP

Centroamérica debería desarrollar programas laborales y evitar que los jóvenes abandonen la escuela para contrarrestar el crecimiento de las violentas pandillas juveniles que representan una "amenaza para la seguridad" del istmo, estimó este martes en Guatemala una organización regional.

"Las pandillas y pandilleros constituyen en la actualidad una creciente amenaza para la seguridad pública en todos los países, aunque con diferente intensidad", advirtió en un comunicado el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales.

El organismo afirmó que el origen de estos grupos violentos son "el resultado de un círculo vicioso entre la pobreza, la elevada desocupación juvenil, la baja cobertura educativa, la inequidad en el acceso a los servicios públicos y la desintegración familiar".

Ante ello, aseguró, es necesario "reconocer que la delincuencia juvenil, en gran medida es el producto de problemas sociales que deben resolverse por medio de estrategias regionales".

Buscar medidas

"La sociedad civil de América Central y los gobiernos deben buscar, mediante las políticas públicas, que el primer contacto del Estado con los ciudadanos no sea a través de un policía sino a través de un médico, un trabajador social y un maestro", recomendó.

La entidad estimó que en una sociedad "más justa y equitativa, se requerirá de programas que permitan eliminar el trabajo infantil, rescatar a los desertores escolares y promover políticas de primer empleo, así como rehabilitar a los jóvenes que han sido víctimas de la violencia e insertar a aquellos que han tenido conflicto con la ley".

De acuerdo con el instituto, cuatro de cada 10 jóvenes han desertado del sistema escolar en Honduras, Nicaragua y Guatemala, con el objeto de insertarse prematuramente al mercado laboral.

Limitadas posibilidades

Sin embargo, las escasas oportunidades de trabajo dependen cada vez más del nivel educativo alcanzado, por lo que los jóvenes sin capacitación y experiencia tienen limitadas posibilidades de conseguir un empleo formal para mejorar su situación económica.

No obstante, ese fenómeno también se registra en los países con mejores logros educativos como Costa Rica, El Salvador y Panamá, donde las tasas de desempleo abierto de jóvenes, en zonas urbanas, duplican la tasa nacional, puntualizó la entidad.