Eduardo Marenco
  •  |
  •  |
  • END

Nicaragua no sólo exporta mano de obra barata. También, con mayor frecuencia, exporta niñas que serán prostituidas especialmente en El Salvador y Guatemala. Las autoridades están haciendo significativos esfuerzos por atacar el tráfico de personas, en general, pero stos aún no son suficientes, advierte el último Informe sobre Tráfico de Personas, del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Una serie de reportajes especiales de EL NUEVO DIARIO documentaron la trata de personas a inicios de este año, y este informe estadounidense, prende la alarma más aún acerca del futuro de la niñez nicaragüense.

El análisis del Departamento de Estado advierte que Nicaragua es una fuente para el tráfico de mujeres y niños para la explotación sexual comercial y para trabajos forzados, especialmente para El Salvador y Guatemala, y en menor volumen, hacia Costa Rica, México, Honduras, Venezuela, España y Estados Unidos.

Peligro en la frontera

En los departamentos fronterizos como Río San Juan, Rivas, Madriz, Chinandega, Estelí y Nueva Segovia, así como la capital Managua, es donde más se produce el tráfico de personas.

Además de la explotación sexual comercial, miles de nicaragüenses son transportados por coyotes para participar en trabajos forzados en la construcción, la agricultura, la industria de la pesca y para servicio doméstico.

El informe destaca que el retraso en la publicación del nuevo Código Penal obstaculizó la puesta en vigencia del endurecimiento de penas al tráfico de personas tras la reforma del artículo 203.

“Nicaragua no cumple con los estándares mínimos para la eliminación del tráfico de personas”, sostiene el Informe, “aunque está haciendo significativos esfuerzos al respecto”.

El Informe destaca los esfuerzos de las autoridades de Migración y Extranjería, que han emprendido una campaña educativa para advertir a los viajantes sobre el tráfico de personas, a través de videos y la ministra de gobernación, Ana Isabel Morales, fue la anfitriona de una Conferencia Internacional sobre el tráfico de personas.

Investigar denuncias

Una de las debilidades detectadas por el informe estadounidense fue la falta de una investigación formal sobre algunas autoridades municipales que fueron denunciadas por ser sospechosas de otorgar documentos de identidad a personas que serían víctimas de traficantes.

El reporte estadounidense recoge los hallazgos de un estudio del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, elaborado por el periodista Roberto Orozco, el cual denunció el caso de autoridades municipales que facilitaron el tráfico de personas asistidos por una red de abogados que obtuvieron documentos fraudulentos de identidad para personas que serían transportadas por coyotes al exterior. “Durante el año, el gobierno falló en realizar una investigación sobre la complicidad de esas autoridades en el tráfico de personas”, dice el informe presentado esta semana en Washington.