Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega suspendió el decreto donde había legislado cobrar 12 córdobas por metro cúbico a todas las empresas que extraen agua mediante pozos industriales privados, pero mantuvo esa disposición de forma temporal para aquellas que producen “hielo, cervezas, rones, aguardientes, agua embotellada, bebidas gaseosas y refrescos embolsados o envasados”. La primera factura llega a mediados de este mes.

“Cobro para coadyuvar con la conservación y protección de los acuíferos”, es el título de un nuevo decreto (número 20-2008) que Ortega publicó en La Gaceta, Diario Oficial, el pasado 05 de junio, donde deroga el anterior publicado el 04 de marzo de 2008. En este último había contemplado cobros para “embotelladoras, cervecerías y procesadoras de café”, además de “colegios privados, universidades privadas, restaurantes, zonas francas y embajadas”.

El nuevo documento se encuentra en el sitio web oficial de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), que ahora será la responsable de instalar medidores a todos los pozos privados industriales que extraen aguas subterráneas, pero sólo cobrará a aquellas firmas “que utilicen el recurso agua como materia prima de su proceso productivo, para la obtención de un producto final”.

“Eso salió el 05 de mayo en La Gaceta, pero el sistema de facturación sólo lo podemos aplicar en ciclos de 28 y 30 días… Es decir, que ahora que cumplamos los 28 días, vamos a empezar a cobrar. Van a llegar a mediados de junio las primeras facturas”, dijo Ruth Herrera, presidenta ejecutiva de Enacal.

Cálculo de Enacal
Ella reveló que se trata de unas 160 empresas en total, pero ahora sólo pagarán unas 20, que extraen en promedio entre 38 mil y 40 mil metros cúbicos de agua por mes. Enacal espera recibir unos dos millones de córdobas mensuales por este nuevo canon.

Cálculo real
Esa cifra de dinero mencionada por Herrera difiere del dato real, considerando que son 20 empresas consumiendo esa cantidad de agua a razón de 12 córdobas por metro cúbico. Se trata de un monto real de más de nueve millones de córdobas, aunque no todas las empresas pagarían de forma cumplida sus facturas.

Legisla para mientras
El presidente también reconoció en este documento la versión de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), que “rechazó rotundamente” la aplicación del anterior decreto, argumentando que dicho canon sólo puede aplicarse mediante la Ley General de Aguas, número 620.

Por ahora el cobro será de “carácter transitorio”, según Ortega, y “su aplicabilidad perdurará hasta la entrada en vigencia de la Ley de Cánones”, prevista en la Ley de Aguas.