Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica
El gobierno de Costa Rica consideró improcedente la solicitud hecha por Nicaragua de suspender la concesión minera a cielos abiertos a la empresa minera Industrias Infinito S. A., en el sector de Las Crucitas, en Cutris, San Carlos, a pocos kilómetros del río San Juan.

La Cancillería tica en un comunicado informó que es “un acto soberano del Estado costarricense”, y que las “respuestas oportunas y por los canales adecuados” fueron remitidas a Managua desde el pasado 12 de mayo de 2008.

Además, se indica que “se deja constancia del rechazo categórico de la pretensión de las autoridades de Nicaragua”, sobre todo porque la concesión otorgada en territorio costarricense “no debería ser motivo de preocupación” si se compara con la forma en que también, en Nicaragua, se explota la minería.

Lo anterior se dio en respuesta a la misiva y declaraciones de la titular del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, Juana Argeñal, quien solicitó que se revocara (la concesión minera), por el peligro que representaba para el río nicaragüense.

Al dejar sin efecto el decreto de la Administración del ex presidente Abel Pacheco (2002), las autoridades ticas dieron el visto bueno a Industrias Infinito S. A., subsidiaria de la transnacional Vanessa Ventures Limited, de origen canadiense, para hacer extracción de oro con el método de cielos abiertos.

En el comunicado tico se reiteró que el país cuenta con rigurosas normas jurídicas y de políticas públicas de protección ambiental, que son aplicadas por los órganos administrativos y judiciales competentes.

Por ello estiman que “es improcedente (la solicitud nica), si se toma en cuenta que en Nicaragua operan unas siete minas con grandes áreas de explotación; que existen unas 60 concesiones para minas metálicas; y que hay unas 15 compañías extranjeras haciendo exploraciones en su territorio”.

lmendoza@elnuevodiario.com.ni